Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tras la experiencia en Siria, Turquía destinará 500 millones a modernizar sus carros de combate

Los cuestionables resultados que estaban dando los carros de combate empleados por las Fuerzas Armadas turcas en Siria, situación de la que nos hicimos eco recientemente, habría supuesto el inicio con carácter de urgencia de un programa de modernización de sus medios blindados. Se prevé se empleen 500 millones de dólares en mejorar básicamente la protección de 200 carros de combate de tres modelos distintos. Concretamente se acometerán mejoras en 40 M60A3, 120 M60T y 40 Leopard II A4 aunque no se conoce aún el alcance de las mejoras o si estas serán comunes a los tres tipos de carros. De hecho los M60T ya son una modernización de los M60 realizada por Israel Military Industries de la que dimos detalle en su momento al analizar los ataques que sufrieron.

Cinco empresas turcas han realizado ya ofertas, entre las que se encuentran Aselsan, Roketsan, BMC, Otokar y FNSS. Sorprende en parte lo variopinto de este grupo de empresas puesto que Aselsan tiene experiencia en direcciones de tiro y sistemas de mando y control para carros (ha desarrollado el del Altay), Roketsan es básicamente un fabricante de  municiones, incluyendo armamento de precisión, mientras que BMC, Otokar y FNSS si son constructores de vehículos terrestres aunque los productos de BMC son principalmente ligeros. La presencia de las dos primeras se justificaría puesto que son empresas estatales, a diferencia de las otras tres que son de capital privado. 

Como la mayoría de programas de adquisición de material en Turquía, este será gestionado por La Subsecretaría de Industria y Defensa (Savunma Sanayii Mustesarligi o SSM). La principal mejora se centrará en el blindaje, incluyéndose entre las mejoras la inclusión de un sistema de protección activa, tecnología con la que hasta la fecha solo se ha atrevido Aselsan de las empresas citadas, habiendo desarrollado el AKKOR, supuestamente con asistencia de la alemana Rheinmetall. De ahí que resulta más que posible que estas empresas acudan a tecnólogos internacionales para ofrecer kits de protección para cada uno de los tres carros.

Aselsan instalará el AKKOR en el nuevo carro de combate Altay por lo que resultaría lógico esperar que el mismo sistema se instale en el resto de carros a modernizar o que al menos sea el sistema elegido para modernizar aquellos que vayan a recibir esta tecnología. La empresa turca comenzó su desarrollo en 2008 y la presentó sobre un vehículo Arma en la edición de 2015 de la feria turca de defensa IDEF. El sistema estaría listo para entrar en fase de producción durante este año.

Está formado por sistemas “soft kill” compuestos por receptores de alerta láser asociados a los lanzafumígenos y “hard kill” materializados en dos lanzadores dobles en la parte superior de la torre y cuatro radares en forma de paneles planos en los costados de esta. La submunición empleada por los lanzadores emplearía alto explosivo (HE) para detonar la amenaza, si bien no se conoce aún el tipo de proyectiles contra los que resulta efectiva. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Carros M60T turcos (Afrin Canton)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.