Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Suecia incrementará su gasto militar en 830 millones de dólares respondiendo a la amenaza rusa en el Báltico

(defensa.com) Estocolmo ha puesto punto final a la incertidumbre en torno a la necesidad de incrementar su gasto militar para contrarrestar las posibles ambiciones de Rusia en el Báltico confirmando que aumentará progresivamente su inversión en Defensa, a lo que destinará un gasto adicional de unos 830 millones a lo largo de la próxima década.

El gobierno explicaba en un comunicado que lo que está sucediendo en Ucrania tiene “un desarrollo inquietante”, y señala a Rusia como culpable, al haber ocupado regiones de un “territorio soberano” como Ucrania.

El gobierno sueco, perfila así una importante inversión hasta 2024. En 2014 el presupuesto de Defensa fue de 6.200 millones de dólares, la nueva partida  supondría un aumento del gasto de más del 13%. El proyecto deberá ser ratificado definitivamente y orientado para asumir su financiación unida a otros ajustes en otros sectores, que se sumarán al hecho de tener que reconsiderar las relaciones con Rusia en materia medioambiental y de energía nuclear.

Suecia quiere modernizar su flota de buques, además del desbloqueo para la compra de dos nuevos submarinos diesel eléctricos, cuya adquisición está paralizada desde 2010. Otra de las novedades lleva al refuerzo de la Fuerza Aérea, que podría disponer de 10 aeronaves más sobre el pedido de 60 aviones de combate JAS 39 Gripen de Saab que el gobierno autorizó  en enero de 2013 y que se empezarán a entregar en 2018.  Además, también se incrementará el número de efectivos en el Báltico.

Resta por saber cómo resolverá la posición respecto a su adhesión a la OTAN, cuya entrada se ha ido retrasando a lo largo de los últimos años hasta quedar totalmente paralizada. Sin embargo, la crisis y el transcurso de los hechos en Ucrania han traído un cambio de tendencia en buena parte de los responsables gubernamentales suecos respecto a la entrada en la Alianza Atlántica, al igual que ha ocurrido con su vecino finlandés, temeroso también de una nueva política exterior rusa que ya podría tener aglutinados hasta 40.000 efectivos en su frontera con Ucrania. (J. Martínez)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.