Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rumanía arranca los trabajos para la instalación de baterías e interceptores "SM-3" en el marco del escudo antimisiles “Eurodam”

(defensa.com) Con una inversión de 130 millones, han comenzado los trabajos de adecuación de la base rumana de Deveselu para la instalación de las tres baterías con hasta 24 interceptores SM-3 Block IIA, que  estará totalmente operativa en 2015, enmarcada en el escudo antimisiles “Eurodam”. El acuerdo entre la OTAN y Rumanía se cerró en diciembre de 2011, y  permitirá que desde Deveseleu se pueda interceptar y destruir misiles balísticos de medio alcance.

En la ceremonia celebrada en las instalaciones militares, que se encuentran a unos 180 kilómetros de la capital, intervinieron el secretario general adjunto de la OTAN, Alexander Vershbow, junto con el portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, James Miller, además del presidente de Rumanía, Traian Basescu. Según la agencia EFE, el máximo mandatario rumano destacó la importancia de este acuerdo para su país explicando que “entra en el club de los estados miembros de la OTAN que quieren asegurar una de las mejores soluciones para proteger a los ciudadanos europeos y estadounidenses de las amenazas reales que representa el ataque de misiles balísticos”.

Desde la OTAN se sigue rechazando que este escudo antimisiles pueda suponer una amenaza frente a intereses rusos. Por otra parte, durante  la reunión de ministros de la OTAN y el Consejo Rusia-OTAN la semana pasada, el secretario general de la organización atlántica confirmó que el continente europeo estrenará el escudo antimisiles Eurodam en 2018.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.