Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Reino Unido y Francia se preparan para intervenir en Siria: despliegan el Eurofighter Thypoon y la fragata "Chevalier Paul", que se suma al músculo militar de EEUU en la zona

(defensa.com) Las principales potencias europeas aliadas de EEUU están movilizando su poderío militar ante una eventual intervención en Siria. Así, y a la espera del dictamen del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, el próximo sábado sobre la autoría de los ataques químicos realizados en Damasco la pasada semana, Londres y París habrían dado ya el visto bueno a la movilización de infraestructura militar hacia el mar Mediterráneo.
A la espera del informe de las Naciones Unidos, Reino Unido anunció ayer el envío de seis cazas Eurofighter a la base militar que posee en Chipre, a unos 200 kilómetros de la costa siria. El Ministerio de Defensa británico explicaba a través de un comunicado que esta decisión "es puramente una medida de prudencia y de precaución para garantizar la protección de los intereses del Reino Unido y la defensa de nuestras zonas de soberanía en un momento de gran tensión en toda la región". Londres posee aproximadamente unos 2.500 efectivos en la isla, considerado uno de los enclaves geoestratégicos más importantes del Mediterráneo como previo paso a Oriente Medio.

París también habría movido ficha. Según algunos medios de comunicación galos, la fragata "Chevalier Paul" se habría enviado al Mar Mediterráneo ante el hipotético ataque aliado contra Al Assad. El buque se sumaría a la flota de EEUU en la zona, donde cuenta con varios destructores capaces de lanzar misiles de crucero con un potencial de alcance de más de 1.000 kilómetros. Además de los destructores Ramage, Mahan, Gravelly y Barry, EEUU ya ha asegurado la presencia de sus F-16 y del sistema de misiles Patriot a través de Jordania, que también habrían sido puestos en marcha por Israel. Tel Aviv ubicará este armamento en una zona del norte del país cercana a la ciudad de Haifa.

Moscú, uno de los países más decididos a no intervenir en Siria frente a la postura aliada, también habría aprobado ayer el refuerzo de su flota en la zona con dos nuevos navíos: un buque antisubmarinos y un crucero de misiles. Esta información, confirmada por la agencia de noticias Interfax, alegaba la llegada de estos buques a las condiciones de "la situación" en la que se encuentra el conflicto sirio. (Javier Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.