Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Reino Unido y Francia dan un nuevo impulso al futuro UAV de combate que desarrollarán conjuntamente

 

(defensa.com) Entre los acuerdos de defensa suscritos entre   Reino Unido y Francia el pasado  enero se incluía la realización de un estudio de viabilidad de dos años para un vehículo aéreo de combate (UCAV) denominado Future Combat Air System (FCAS) en el que las industrias de ambos países trabajarán juntas.

Ahora este proyecto ha recibido nuevo impulso por ambas partes y da un paso adelante ya que los portavoces de los ministerios de Defensa de ambos países han anunciado la firma en breve espacio de tiempo de un Memorandum of Understanding (MOU) que se materializará en un estudio de viabilidad de dos años que defina el futuro de este UAV de combate.

La firma de este MOU podría tener lugar durante la feria aeronáutica de Farnborough que está teniendo lugar estos días en Reino Unido. Este MOU se centrará en aspectos clave como la arquitectura del sistema o las tecnologías clave y para ello serán asignados 200 millones de euros, financiados a partes iguales por cada país. Después se avanzará en la definición del concepto operacional, las especificaciones y la construcción de un demostrador tecnológico.

Este Unmanned Combat Aerial System (UCAS) podría ser un paso adelante para el sustituto a partir de 2035 de los aviones de combate Dassault Rafale y Eurofighter Typhoon en servicio en Francia y Reino Unido respectivamente. El FCAS entraría en servicio antes de la retirada de estos dos, por lo que podría ser empleado como un complemento de las plataformas tripuladas.

En septiembre está previsto que las empresas participantes inicien los contactos para explorar las tecnologías y los conceptos. Entre estas empresas están Dassault Aviation y BAE Systems, que se centrarían en la plataforma, Rolls-Royce y Snecma en el motor y Salex ES y Thales en los sistemas electrónicos y sensores. La ventaja es que ambos países ya tienen una base tecnológica e industrial que se ha materializado con dos UCAVs como son el Taranis por parte británica y el Neuron por parte francesa.

Dado el compromiso británico con el avión de combate estadounidense F-35 Joint Strike Fighter (programa del que Reino Unido es único socio de nivel 1) esta apuesta por el UCAV europeo podría ser vista como una forma de compensar el exceso de dependencia tecnológica respecto a Estados Unidos.

En el futuro los socios podrían abrir la puerta a la participación de otros países como Alemania o Italia y a nuevas empresas como Airbus. (J.N.G.)

FOTO 1: AIR UAV NEUROn Concept Dassault

FOTO 2: BAE Taranis In Flight


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.