Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Polonia encarga otros 4 entrenadores M-346 a Leonardo

La flota actual de ocho aviones de entrenamiento Leonardo M-346 AJT (Advanced Jet Trainer) con que cuenta la Fuerza Aérea de Polonia se verá incrementada a partir de 2020 con la llegada de otros cuatro aviones resultado del acuerdo firmado recientemente.

Según este, Leonardo suministrará otros cuatro aviones de entrenamiento por valor de 115 millones de euros como parte del sistema de entrenamiento integrado basado en esta aeronave de última generación. El acuerdo firmado con el Ministerio de Defensa Nacional polaco incluye el soporte logístico y una opción por otros cuatro aparatos.

El área de entrenamiento de Leonardo está cobrando importancia creciente según confirmaba el CEO de la compañía Aessandro Profumo, recodando que se trata de una de las áreas principales del Plan Industrial 2018-2022 de la empresa. Esto se debe en parte según afirmaba al conocimiento de las necesidades de los clientes y la colaboración con estos en el diseño de las soluciones de formación.

Leonardo está presente en Polonia principalmente a través de la planta de helicópteros de PZL en Świdnik donde trabajan 3.000 personas, además de mediante la participación en importantes programas, como el del vehículo de combate Rosomak del Ejército de Tierra que va equipado con torres Hitfist de 30 mm.  También se han suministrado sistemas como el segmento terreno del sistema de observación mediante satélites COSMO-SkiMed, un sistema de radar para alerta temprana o sistemas de vigilancia costera.

El M-346 ha sido vendido a Israel (30 aparatos), Italia (18 aparatos), Singapur (12 aparatos) y Polonia (12 aparatos teniendo en cuenta la ampliación citada).Además es la base de la oferta T-100 Integrated Training System que Leonardo ha ofrecido para el programa T-X de aviones de entrenamiento de la Fuerza Aérea Estadounidense

El M-346 emplea el denominado Embebbed Tactical Training Simution (ETTS) mediante el que el avión puede emular sensores, sistemas de contramedidas o armamentos para permitir al piloto una interacción real en un escenario virtual. De esta manera se reduce la necesidad de emplear variantes biplazas de los aviones de combate de última generación, mucho más costosos. El aparato incluye también sonda de reabastecimiento en vuelo, cascos presentadores de datos y pilones para portar hasta 3.000 kg. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Un M-346 de la Fuerza Aérea Polaca (Leonardo)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.