Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La OTAN se prepara para afrontar la era Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, va a reunirse por vez primera con los jefes de Estado y gobierno de los países europeos que integran la Alianza Atlántica con el fin de “acordar medidas concretas en la lucha contra el terrorismo islámico” y, cómo no, para lograr “un mayor esfuerzo económico de los países europeos en el esfuerzo de la defensa de la Europa de las libertades”, ha podido saber DEFENSA de fuentes de la OTAN en Bruselas.

La cumbre, que congregará por unas pocas horas a los máximos líderes políticos de Europa y América del Norte ─entre ellos, al recién elegido presidente de la república francesa, Emmanuel Macron─ tendrá lugar el próximo 25 de mayo en la flamante y vanguardista nueva sede que los aliados han levantado en la capital de Bélgica, y que ese mismo día será inaugurada oficialmente con todos los honores.

Trump sentenció el pasado 20 de enero que la OTAN estaba “obsoleta” por no saber luchar contra el terrorismo, lo que causó consternación en el general James Mattis, secretario de Defensa, en los altos mandos del Pentágono y, por supuesto, entre los dirigentes europeos. Pero el pasado 13 de abril, en su entrevista con el secretario general de la Alianza, el noruego Jens Stoltenberg, Trump definió a la organización como un “baluarte de paz y seguridad”.

A dos semanas del encuentro y con la mayoría de los líderes europeos sin conocer personalmente al inquilino de la Casa Blanca, los gabinetes llevan a cabo gestiones al más alto nivel para que sus respectivos jefes de estado o gobierno logren hacerse un hueco y puedan mantener una corta reunión bilateral o un breve encuentro con el personaje que condiciona el futuro de la OTAN.

Mientras tanto, los embajadores que integran de forma permanente el Consejo Atlántico ─máximo órgano decisorio de la OTAN─, se reunieron el 26 de abril para ofrecer sus puntos de vista sobre los temas que se van a poner sobre la mesa el 25 de mayo. Por su parte, el secretario general Stoltenberg mantiene continuas reuniones con cada uno de los embajadores de los 28 países socios, para intentar establecer los acuerdos previos a la reunión.

defensa.com ha podido saber de fuentes de la OTAN que en la reunión del 25 de mayo se van a tomar importantes decisiones para reforzar el papel de la Alianza en la lucha antiterrorista y, por supuesto, con el objetivo de incrementar y reequilibrar los gastos de defensa entre los aliados europeos y Estados Unidos.

En relación con las nuevas medidas que puede llevar a cabo la OTAN en la lucha contra el DAESH y otras organizaciones terroristas, los aliados se plantean reforzar los programas que ya tienen en marcha para desarrollar las capacidades militares ─especialmente el adiestramiento de unidades de operaciones especiales─ de los países de Oriente Medio y Asía que están sobre el terreno combatiendo al Estado Islámico, como es el caso de los ejércitos de Afganistán, Jordania, Túnez e Irak.

Stoltenberg ha asegurado que la organización atlántica “puede y debe hacer más en la guerra global contra el terrorismo”, motivo por el que quiere definir un marco de compromisos concretos para empeñarse en acciones militares directas, así como para proyectar medidas de estabilidad sobre los países del flanco sur del Mediterráneo.

Más gasto en Defensa

El otro punto de la agenda en el que se van a detener los líderes políticos del vínculo transatlántico en el reparto de las cargas, lo que cada país aporta a la seguridad colectiva. En fuentes de la OTAN se recalca que “existe un plan suscrito por todos los países miembros para que los presupuestos de Defensa de cada país alcancen en 2024 el 2% del PIB”.

Bajo la presión de Estados Unidos, se pretende que cada uno de los 26 aliados europeos y Canadá defina un programa y un calendario de inversiones para hacer realidad las capacidades militares comprometidas con la aplicación del 2% del PIB en los presupuestos de Defensa. A este respecto, Francia, Italia y España mantienen la postura de que hay que tener una visión global de lo que cada país ya aporta a la defensa colectiva, y no centrarse sólo en el 2%. (Juan Pons)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.