Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Obama frente al uso de sus “drones”

El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha encontrado con un nuevo frente abierto a  nivel interno por el empleo que Washington está haciendo en el uso de sistema aéreos no tripulados y armados, los llamados “drones”. La reciente filtración sobre la existencia de una sede secreta en Arabia Saudí para albergar estos aviones no tripulados, unido a la posibilidad de que Washington pueda atacar empleando éstos a ciudadanos norteamericanos en territorio extranjero, ha dañado la imagen pacifista y conciliadora de Obama. Sin embargo, y a ojos del almirante Ángel Tafalla, ex segundo jefe del Estado Mayor de la Armada y del Mando Marítimo de la OTAN de Europa del Sur, Obama ha sido el principal interesado en que estallara la polémica, pese a que pudiera volverse en su contra. “La administración Obama está intentando abrir a la opinión pública el debate sobre el uso de los “drones”, por eso esta controversia no ha surgido por casualidad. El presidente está luchando por encontrar un marco legal para su uso, y por eso pretende justificarse ante sus electores”, nos comenta el almirante. 

El uso de este tipo de armamento, que se maneja a través de control remoto, está enfocado a la lucha contra terroristas de Al Qaeda. Pero el problema es que EEUU los ha empleado en países en los que no tiene abierto un escenario de conflicto, como Pakistán, Yemen o Somalia. Por ello, las críticas hacia estas maniobras militares empiezan a ser reprobadas por algunos estados. De hecho, el ministro de exteriores Pakistaní, Jalil Abbas Jilani, ha tildado recientemente de “inaceptables” las prácticas de EEUU, que violan la soberanía que le pertenece por derecho a Islamabad. Sin embargo, y a ojos de Tafalla, estas críticas carecen de sentido, y países como “Pakistán, Yemen y Somalia aceptan el uso de “drones”, lo que ocurre es que tienen que enfocarlo como un escándalo de cara a sus ciudadanos. Son aliados de EEUU en la zona, y por eso, el Gobierno central de estos estados no impedirá su uso”.

El estallido de esta controversia coincide con el nombramiento por la administración Obama de John Brennan como director de la CIA, al que Tafalla señala como un ferviente admirador de los aviones teledirigidos: “Brennan dio un discurso en una universidad de EEUU tratando de explicar los fundamentos éticos y de eficacia del uso de drones. Tiene todo los requisitos para dirigir la CIA, y seguirá trabajando para justificar este tipo de ataques lo que se conoce como guerra moderna”.

Desde los atentados del 11 de septiembre y las posteriores guerras en Afganistán e Irak, fue el entonces presidente George Bush quien comenzó a emplearlos como estrategia de ataque ante los talibanes y objetivos de Al Qaeda en Afganistán. Sin embargo, ha sido Obama el que desde su elección en 2009 ha optado por la utilización de éstos como maniobra militar con el objetivo de causar menos bajas en el ejército norteamericano. El caso más polémico suscitado por estas prácticas de guerra data de 2011, tras el ataque de un avión no tripulado contra el clérigo estadounidense Anwar Al Aulaki en Yemen, en el que murieron otros tres ciudadanos americanos. Éste fue uno de los ejemplos que atestiguan la veracidad de la información filtrada por la NBC, en la que se confirmó que EEUU podría atacar con drones a ciudadanos americanos sospechosos de tomar parte en actividades terroristas. (Javier Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.