Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Más empresas belgas se suman a la propuesta del F-35

En fechas recientes nos hacíamos eco de la publicación por parte de la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad (DSCA) estadounidense de la autorización de venta de 34 aviones de combate F-35A de Lockheed Martin a Bélgica.

El documento contempla la venta de 34 aviones de combate y 38 motores por un valor de 5.340 millones de euros. Entonces informamos de la participación de dos empresas belgas como son ASCO y BEC (Belgian Engine Center) en dicho programa.

Estos días hemos sabido que otras dos importantes empresas del sector aeronáutico belga han firmado sendos Memorandos de Acuerdo (MOA) con Lockheed Martin, el fabricante del F-35 de cara a la adquisición de estos aviones como reemplazo de los F-16 actualmente en servicio.

Se trata de Sabena Aerospace e Ignition! que han firmado sendos MOAs con Lockheed Martin de cara al establecimiento de relaciones a largo plazo encaminadas sobre todo al apoyo al programa F-35 en Bélgica.

Concretamente Lockheed Martin Essential Security Interest (ESI) y Sabena Aerospace han acordado ampliar su colaboración en el sostenimiento de los C-130 Hercules belgas apoyando el crecimiento de la compañía en mercados internacionales y en otros modelos de aeronaves.

El otro MOA firmado por Lockheed Martin ESI ha sido con Ignition!, una empresa creada en 2017 precisamente por Sabena Aerospace y Group Sonaca para colaborar en el área de logística, concretamente en gestión de flotas, provisión de repuestos, equipos en tierra, reparaciones y modificaciones, mantenimiento en instalaciones militares y formación de pilotos y personal en tierra. De esta manera Lockheed Martin se alía con otro socio local que podría mejorar la oferta del F-35 en Bélgica al incluirse servicios como los citados.

La citada ASCO de hecho ya participa en el programa F-35 ya que actúa desde noviembre del año pasado como subcontratista de la holandesa Fokker Technologies, filial de GKN Aerospace fabricando y aplicando tratamientos especializados a las piezas de titano con que se forma el flaperón del F-35 (una parte móvil del borde posterior del ala).

Fokker y ASCO acordaron en noviembre que ASCO fabricaría y trataría estas piezas en sus instalaciones de Zaventem, suministrándolas a la holandesa Fokker que las instala en otras partes de material compuesto y los envía a la planta tejana de Lockhed Martin en Fort Worth. (José Mª Navarro García)

Fotografía: F-35A Lightning II (Lockheed Martin)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.