Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los marines estadounidenses adelantan a 2025 la retirada de sus AV-8B Harrier

(defensa.com) Según revela el “Plan de Aviación 2015” de la US Navy, los marines estadounidenses darán de baja el avión de despegue y aterrizaje vertical AV-8B Harrier en 2025, en lugar de 2030 como se preveía hasta ahora. El lapso de tiempo entre 2025 y 2030, hasta la llegada de los F-35B, será cubierto mediante una prolongación de la vida útil en cinco años de los F/A-18 Hornet actuales.

 

 

Esta medida supondrá un ahorro de costes estimada en 1.000 millones de dólares y estaría motivada en gran parte por la falta crónica de repuestos. La medida precede a la llegada del F-35 como principal avión de la Navy y los marines, ya que reemplazará al AV-8B, al F/A-18 y al EA-6B Prowler de guerra electrónica. Los planes de los marines contemplan la adquisición de 353 aviones F-35B Lightning II (la versión SVTOL o de despegue corto y aterrizaje vertical) y 67 F-35C, la versión para portaaviones, estando previsto que el F-35B obtenga la Capacidad Operacional Plena (INitial Operational Capability o IOC) en julio del año que viene.

A pesar de su baja, no se dejarán de actualizar sus capacidades, ya que está previsto instalarle un nuevo sistema de contramedidas electrónicas ALE-47 v2, el receptor de alerta radar ALR-67 y el contenedor de contramedidas electrónicas ALQ-164, además de plantearse la adaptación del moderno enlace de comunicaciones Link-16. En el área de armamento, recibirá los misiles aire-aire de medio alcance AMRAAM AIM-120 C/D, los misiles aire-aire de corto alcance Sidewinder AIM-9X Block II y la última versión de la barquilla de designación de objetivos Litening de la israelí RAFAEL.

En el caso de España, el Ministerio de Defensa recibió la confirmación a comienzos de este mes para prolongar hasta 2034 la vida útil de los Harrier en servicio en la Armada mediante a la adjudicación de 47,6 millones de euros, noticia publicada en defensa.com. Faltaría saber si la retirada en 2025 de los Harrier de los marines podría favorecer de alguna manera la continuidad en servicio de las aeronaves españolas, permitiendo la adquisición de repuestos, sistemas o incluso células adicionales que estuvieran en buen estado, siempre y cuando mientras tanto no se produzca el poco esperado anuncio de la entrada de España en el F-35B. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.