Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos elige el 6,5 Creedmoor para sus tiradores

Hace un par de meses, en Enforce Tac, manipulaba un novedoso rifle de precisión, del tipo Mk20, realizado por Fabrique Nationale Herstal (FNH) sobre la plataforma SCAR (Special Forces Combat Assault Rifle) y recamarado para disparar el ahora muy novedoso 6,5 Creedmoor. Preguntados mis interlocutores de FNH sobre su destino… la respuesta fue vaga y nada concluyente.

Ahora acabamos de conocer que el Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM, United States Special Operations Command) estuvo el otoño pasado evaluando, en unas pruebas que duraron tres intensas jornadas y en las que participaron diez tiradores procedentes de las distintas unidades de OE’s que forman parte del mismo, varios conceptos semiautomáticos. Las mismas incluyeron tanto al Mk20 antes señalado como a los SR-25 de Knights Manufacturing -tipo M110- y los M110A1 de Heckler & Koch, estos últimos adoptados recientemente y basados en el concepto G28 germano.

La valoración se centró en la capacidad de conceptos semiautomáticos para extraer el mejor rendimiento de distintas opciones de municiones, probándose según se ha sabido nada menos que veinticuatro combinaciones de cartuchos distintos que se diferenciaban en lo que son sus proyectiles, pólvoras, carga, pistón y hasta en las vainas. Los examinados eran del 7,62x51mm, un clásico en este segmento, y los novedosísimos .260 Remington y 6,5 Creedmoor.

Ha sido concluyente el resultado obtenido por los participantes. Con este último se ha conseguido doblar la posibilidad de lograr un impacto contra un objetivo situado a mil metros de la posición propia, incidiendo además en detalles como que el arma que lo dispara tiene menos retroceso, el proyectil se ve menos influido en su trayectoria por el viento, y se incrementa el alcance efectivo del arma que lo disparar en un 50% frente al difundido 7,62x51mm.

Por ese motivo, y refrendado por el hecho que en la más reciente competición del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de los Estados Unidos (USASOC, United States Army Special Operations Command) ya había muchos tiradores que lo usaban, el USSOCOM ha decidido aprovechar todo el potencial que se obtiene del 6,5 Creedmoor frente a los otros dos conceptos, decidiéndose por éste frente al también excelente .260 Remington porque tiene más potencial de evolución a largo plazo en lo que son sus proyectiles. Ahora ya se ha planificado iniciar la transformación de algunos lotes de las armas tipo M110 y M110A1 CSASS (Compact Semi Automatic Sniper System) que se tienen en servicio de forma que a partir de 2019 se puedan tener ya disponibles esos modelos recamarados al 6,5. La transformación es sencilla, pues sólo hay que reemplazar el cañón original por uno adaptado a la nueva munición; cierre, cargador y otros elementos mecánicos son compatibles con los antiguos rifles del 7,62x51mm.

A más largo plazo el USSOCOM pretende introducir a partir de 2022 un nuevo rifle ya surgido alrededor de la novedosa munición, para aprovechar mejor sus prestaciones. Recordemos que el 6,5 Creedmoor incrementa el 30% de la energía que el proyectil genera en un objetivo situado a un kilómetro y con puntas de 147 grains se vuelve subsónico más allá de los 1.400 m, lo que lo aproxima a las prestaciones del potentísimo .338 Lapua Magnum. (Octavio Díez Cámara)

Fotografías:  

·La previsión del USSOCOM incide en adaptar modelos semiautomáticos al 6,5 Creedmoor de forma que puedan disponer de ellos a partir del año próximo. (USASOC)

·El USSOCOM incide ahora, con la llegada también de nuevos rifles de cerrojo, en que sus sniper cuenten con las mejores armas de precisión. (Remington)

·Se ha previsto transformar algunos de los actuales M110 y M110A1 para que disparen la novedosa munición del 6,5 Creedmoor. (SOCOM)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.