Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El LHD francés Dixmude visita Barcelona

Procedente de la base naval de Toulon, llegó el 9 de junio al puerto de Barcelona el MNF Dixmude para una visita de tres días, amarrando sus estachas en el muelle Barcelona Este. Buque oficialmente clasificado como BPC (Batiment de Projection et de Commandament), es la versión  francesa en buena parte del BPE (Buque de Proyección Estratégica) español Juan Carlos I, clasificados según la OTAN como LHD (Landing Helicopter Dock).

El MNF Dixmude es el tercero de su nombre, entrando en servicio en el 2012, y se encuentra bajo el mando del CN Eric Lavault,  al frente de una dotación de 160 personas, 18 de ellas oficiales, disponiendo de acomodo para 450 infantes de marina, 900 en caso necesidad, comprendiendo su ala embarcada 16 helicópteros pesados o 35 ligeros. Su origen se remonta a la necesidad de reemplazar a la pareja  el Foudre,  vendido a Chile, donde opera bajo el nombre de Sargento Aldea,  y el Sciroco  vendido a Brasil con el nombre de Bahía.

Este BPC, el tercero de la serie Mistral, con un desplazamiento de 21.947 tons apc y unas dimensiones de 199x32x6.3 m, el cuarto más grande construido en Francia después de la Segunda Guerra Mundial, en poco más de dos años y bajo los parámetros de barco mercante, necesita para su funcionamiento una dotación muy reducida,  la tendencia actual de la mayoría de construcciones navales, fruto de la creciente automatización.

Un buque de estas dimensiones siempre llama la atención, esta serie suscitó el interés de la marina rusa, encargando dos unidades gemelas a los astilleros STX de Saint Nazaire, que recibieron los nombres de Vladivostok y Sebastopol,  operación que se fue al garete por razones políticas, vendiéndose finalmente a Egipto. En la marina egipcia los buques han recibido los nombres  de Gamal Abdel-Nasser y Anwar Al-Sadat, aquí uno se pregunta por qué la marina de este país necesita esta clase de buques, una venta por otra parte problemática dadas las dificultades financieras. Tampoco está claro es porque Rusia, con una tecnología naval avanzada, optara por una compra en el exterior y no por una construcción propia.

Volviendo al MNF Dixmude, su propulsión corre a cargo de cuatro diesels Wartsila impulsando cuatro hélices, dos de ellas azimutales, a la velocidad de 18 nudos. El armamento es puramente defensivo, lanzadores de misiles Simbad y ametralladoras, la electrónica genuinamente francesa, aunque partes de la plataforma ha sido construida en Polonia. Embarca en el dique lanchas LCMs y aerodeslizadores, variando la composición en función de la misión ha de desarrollar.

Desde su entrada en servicio ha participado, entre otras, en las operaciones Atalanta, en el Pérsico, y Serval, en el golfo de Guinea.

Por ultimo destacar su aparatoso perfil y el ostentar la categoría de ser el mayor buque de guerra que ha entrado en  Barcelona desde 1989. (Albert Campanera Rovira

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.