Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea de EEUU evalúa winglets en un de sus Hércules de operaciones especiales

Un avión MC-130J de la Fuerza Aérea estadounidense ha sido modificado con la adopción de winglets en las alas y está siendo evaluado por el Escuadrón de Pruebas de Vuelo 413th en la base aérea de Eglin en Florida. El objetivo de la USAF es analizar las prestaciones de esta modificación de cara a la reducción del consumo y mejora de las prestaciones.

Así lo ha anunciado la propia USAF confirmando que el primer vuelo de prueba de ocho previstos ya ha sido realizado aunque no se han dado a conocer los resultados obtenidos. Se da la circunstancia de que el fabricante del avión, la estadounidense Lockheed Martin, comenzó a estudiar esta modificación en sus Hercules, aunque la abandonó hace tres años.

El MC-130J Commando II es un avión de apoyo a operaciones especiales de la USAF diseñado para transporte de combate y reabastecimiento de helicópteros y convertiplanos de operaciones especiales asignado al Air Force Special Operations Command (AFSOC). También se emplea en infiltración, reabastecimiento y exfiltración de unidades de operaciones especiales así como el reaprovisionamiento de sus aeronaves. Es por ello que de obtenerse resultados positivos con los winglets en este avión, el AFSOC podría ser el mayor beneficiado al aumentar las prestaciones de unos aviones que son empleados en las condiciones más exigentes.

Winglets

Los winglets son unas prolongaciones ligeramente verticales de los extremos de las alas con los que se persigue aumentar tanto las prestaciones como reducir el consumo. Esto se consigue mediante un aumento de la sustentación y una reducción del arrastre (relación lift-to-drag) gracias a la eliminación de los vórtices de aire que aparecen en los extremos de las alas.

En España, por ejemplo Airbus Defence and Space introdujo en mayo del año 2013 los winglets en el avión de transporte C295, determinando la versión C295W, cuyo primer cliente fue la Secretaria de la Marina (SEMAR) de México. En el caso del C295W el fabricante afirma que se obtiene una reducción de consumo del 4% incluso cuando se opera en zonas de gran altitud y elevadas temperaturas, condiciones conocidas como hot and high. El ahorro de combustible se traduce en una autonomía incrementada entre 30 y 60 minutos, una altitud operativa superior en 2.000 pies y un incremento de carga de hasta 1.000 kilos en aeropuertos ubicados en zonas cálidas. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El MC-130J modificado con winglets (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.