Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Eurofighter Typhoon se presenta como alternativa al F-35 en Canadá

(defensa.com) La Fuerza Aérea de Canadá tiene previsto reemplazar sus aviones de combate CF-18 en los próximos años. El país es también uno de los primeros socios internacionales del programa Joint Strike Fighter (JSF) de Lockheed Martin, ya que viene destinando fondos al desarrollo del avión desde 1990 y es socio de tercer nivel.

Canadá llegó a anunciar su intención de comprar 65 aeronaves en 2010 para reemplazar su flota de 80 CF-18 por un importe de 16.000 millones de dólares, con entregas que iban a producirse a partir de 2016. Sin embargo, la formalización de esta compra se ha ido alargando y aún no se ha materializado.

Las últimas noticias refieren que Canadá no se comprometería a comprar estos aviones antes de las elecciones federales, que tendrán lugar previsiblemente en octubre de 2015 y es que el programa JSF viene siendo tema de debate en las últimas elecciones y una preocupación recurrente para el gobierno.

El Gobierno creó un grupo de análisis llamado National Fighter Procurement Secretariast (NFPS) que, tras 18 meses de estudio, publicó en abril de este año su análisis de opciones. Canadá no es ajena a los programas de desarrollo y los sobrecostes que está sufriendo y en diciembre de 2012 ilustró estas preocupaciones en un informe. Entre estas preocupaciones está el elevado consumo de combustible del avión, los problemas de software, los sobrecostes y otros que hemos ido conociendo en los últimos años.

Otro factor que preocupa es que las grandes distancias de Canadá hacen recomendable un avión bimotor como el actual CF-18 Hornet. Esto volvería a hacer pensar en el Super Hornet de Boeing o en el Typhoon del consorcio europeo Eurofighter, sobre todo después de las buenas sensaciones que el aparato dejó tras su participación en Libia.

Otra cuestión es que Canadá no quiere poner en marcha un concurso abierto puesto que iría en contra del compromiso adquirido por Canadá estos años con el JSF y no sería bien visto por el resto de socios del programa.

Recientemente tuvo lugar la conferencia de seguridad Canadian Defence and Security (CANSEC) 2014 en la que representantes de la empresa Eurofighter habrían vuelto a destacar las ventajas del Typhoon y de la participación en el consorcio internacional. Además habrían destacado las ventajas de realizar un proceso abierto de licitación.

Tras ponernos en contacto con el fabricante, nos confirma que Eurofighter GmBh respondió a una solicitud de información de Canadá entre marzo y mayo del año pasado. El consorcio europeo considera al Typhoon una solución efectiva para satisfacer los requerimientos operacionales enviados por Canadá y además ofrece unos beneficios industriales significativos tanto en términos de creación de empleo como en la posibilidad de obtener acceso a mercados internacionales. Además el Typhoon para Canadá sería una aeronave interoperable con sus socios como Estados Unidos o la OTAN.

(J.N.G.)

 

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.