Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército estadounidense encarga 117 helicópteros Apache Guardian por casi mil millones de dólares

El U.S. Army ha encargado a Boeing la construcción de 117 helicópteros Apache de su última versión, la AH-64E Guardian, valorados en 922 millones de dólares. Los trabajos se realizarán en las instalaciones de Mesa, Arizona, donde se convertirán helicópteros del U.S. Army en servicio a esta nueva versión, estando previsto se completen el 31 de mayo de 2018.

Este contrato se suma al del mes de marzo por el cual Boeing construirá un número no publicado de estos helicópteros por 185 millones de dólares. Las características del AH-64E Guardian comienzan con una conectividad digital incrementada a través del Sistema Táctico de Distribución de Información (JTIDS por sus siglas en inglés), dos motores General Electric T700-GE-701D de mayor potencia, nueva caja de transmisión reforzada para absorber el incremento de potencia, capacidad de vuelo instrumental completa (IFR), tren de aterrizaje reforzado, nuevas palas del rotor de material compuesto. Con estas mejoras alcanza mayor velocidad de crucero, velocidad de ascenso y mayor capacidad de carga. Con nuevas capacidades como estas, se espera que el Apache continúe en servicio en Estados Unidos hasta el 2050.

Anteriormente denominado AH-64D Block III, en 2012 recibió la nueva denominación, convirtiéndose en el nuevo helicóptero de ataque del Ejército de Tierra estadounidense que en 2012 aprobó la reconstrucción de 634 Apaches en versión D a este nuevo estándar y la construcción de 56 nuevos helicópteros en 2019.

Capaz de operar UAVs

Destaca sobre todo la capacidad para operar aeronaves no tripuladas (UAVs) desde el propio helicóptero a la que Boeing denomina tecnología “ojo en el cielo” pero que en el U.S. Army recibe el nombre de Manned-Unmanned Teaming (MUM-T) que se traduce en la posibilidad de que las tripulaciones de los Apache empleen vehículos aéreos no tripulados (UAVs) como medio de reconocimiento y designación de objetivos. Además las imágenes captadas y los datos obtenidos por los sensores del UAV pueden ser reenviados desde el Apache a los centros de mando terrestres para su uso en tiempo real.

El primer escuadrón de Apaches que obtuvo esta capacidad se estableció en marzo del año pasado combinando al Apache AH-64/D/E con el UAV RQ-7B Shadow como dupla de reconocimiento y ataque del U.S. Army. De esta manera el UAV realizará ahora la tarea de de reconocimiento que desempeñaba hasta ahora el OH-58D Kiowa Warrior en fase de retiro. También se ha configurado para usar el MQ-1C Gray Eagle, de General Atomics Aeronautical Systems, de tal manera que se emplea la misma consola de operación en tierra. En agosto del año pasado el Apache junto al Gray Eagle realizaron una demostración de estas capacidades en Corea del Sur. (José Mª Navarro García)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.