Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

EEUU pone en marcha su "hoja de ruta" para incorporar los UAVs en su espacio aéreo durante la próxima década

(defensa.com) Si la semana pasada era la Unión Europea la que anunciaba los proyectos que trabajarán para introducir los UAVs en su espacio aéreo, esta semana le ha tocado el turno a EEUU, que a través de la Administración Federal de Aviación (FAA) ha publicado un informe en el que se detalla cómo integrar a estas aeronaves en el espacio aéreo estadounidense en los próximos años. El documento, titulado “Hoja de Ruta para la Integración de Vehículos Aéreos No Tripulados en el Espacio Aéreo Nacional”,  establece las directrices para aglutinar  a todos los actores implicados (Administración, industria) que permitan fomentar la aceptación de estas aeronaves en EEUU: políticas, regulaciones, tecnologías, impacto en el medio ambiente, tecnologías o procedimientos que deberán adaptarse en el Sistema Aéreo de Transporte de Nueva Generación (Next Gen), plan que se lanzó en EEUU en 2012 y que permitirá modernizar la gestión del tráfico aéreo del país hasta 2025.

El informe marca el objetivo de esta integración en los próximos cinco/diez años en un reto al que califica de “importante”, a la vez que pide la colaboración del Gobierno, de la industria aeronáutica y que se especifiquen los requisitos que deberán cumplir los operadores para acceder al espacio aéreo. También aclara que es la FAA el órgano comprometido para conseguir todas estas metas.

Michael P. Huerta, administrador de FAA, explica en la presentación del informe que el objetivo es “asegurar la incorporación eficiente de los UAS en el espacio aéreo nacional”, además de poder conseguirlo sin tener que reducir “la capacidad de éstos o disminuir la seguridad. Hemos avanzado, pero todavía siguen quedando retos para una integración segura”. El informe también alude al controvertido asunto de la privacidad y los aviones no tripulados, y explica que habrá que trabajar en legislación que respete los derechos civiles y a la vez pueda garantizar la mejora de la seguridad nacional.

Según el secretario de Transporte de EEUU, Anthony Foxx, a través de esta primera edición del informe se pretende dar “un paso importante que ayudará a que las partes interesadas entiendan los objetivos operativos y las cuestiones de seguridad que tenemos que considerar en la planificación de nuestro espacio aéreo en el futuro”. De hecho, se prevé que en el próximo lustro hasta 7.500 aeronaves no tripuladas se incorporen al cielo norteamericano, lo que podría suponer un problema de coordinación en el ya de por sí complicado y congestionado contexto aéreo en EEUU.

El informe también establece que la FAA dispondrá de seis puntos de investigación y entrenamiento con UAVS para comenzar a estudiar esta integración y para lo que ha llegado a contar con 25 propuestas norteamericanas para albergar estos nuevos centros. Por otro lado, un organismo alternativo, la Oficina de Desarrollo y Planteamiento Conjunto (JPDO), trabaja también para la incorporación de estos aviones no tripulados, además de la Comisión Federal de las Comunicaciones (FCC), encargada de estudiar la coordinación de las aeronaves con los puntos de atención y gestión terrestre.

Fotografía: UAV MQ-1 Predator de General Atomics.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.