Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Un diplomático español al frente de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas

El diplomático español Fernando Arias González ha sido nombrado director general de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) para el periodo 2018-22. La OPAQ es la organización internacional que los Estados Partes adherentes a la Convención sobre las Armas Químicas crearon en 1997 para asegurar la eficacia de la Convención y el logro de sus fines, por lo que es fundamental para el control y destrucción de las mortíferas armas químicas, como ya adelantó defensa.com en el caso de Libia.

Actualmente son miembros de la Organización casi todos los Estados del mundo (192), con las excepciones de Israel, que aunque es signatario no ha ratificado la Convención, y de Egipto, Corea del Norte y Sudán del Sur, que no han firmado ni se han adherido a la Convención. Siria fue el Estado más reciente en presentar su instrumento de adhesión al tratado después del forzado acuerdo de 2013, con  Washington y Moscú, que abrió paso al desarme químico de la dictadura árabe, que no parece completarse adecuadamente, ya que la OPAQ señaló que durante 2016 se habían producido 45 incidentes con armas químicas.

Con el nombramiento del diplomático, actual embajador de España ante los Países Bajos, concluye así  un proceso de selección en el que el candidato español ha logrado reunir el consenso de los 41 miembros del Consejo Ejecutivo de la OPAQ, que lo propusieron el pasado mes de octubre, para sustituir al turco Ahmet Üzümcü, que ha desempeñado el cargo hasta el 30 de noviembre. En el futuro inmediato la OPAQ deberá prepararse ante amenazas cada vez más complejas, ya sean procedentes de Estados, como de fenómenos como el terrorismo islámico. Para ello es fundamental la aplicación completa de las disposiciones legales en la materia por parte de todos los Estados miembros, la promoción de la cooperación internacional y la lucha contra las amenazas que las armas químicas puedan plantear a la estabilidad mundial, con particular atención al terrorismo.

El acceso de Fernando Arias, que tiene la experiencia de ser el representante permanente de España ante la OPAQ,  al cargo refleja la activa presencia de España en el plano internacional. España ha estado comprometida con la OPAQ desde sus inicios, habiendo ratificado la Convención sobre las Prohibición de las Armas Químicas en 1994. Desde entonces, España ha colaborado abiertamente con la OPAQ y sus misiones de verificación y ha consagrado, además, grandes esfuerzos a las labores de formación en particular con los países del Grupo Latinoamérica y del Caribe.

La comunidad internacional y el régimen de no proliferación pasan por un momento determinante en el que la OPAQ  está llamada a jugar un papel clave. La concesión del Nobel de la Paz en 2013 a la OPAQ da testimonio del éxito de esta Organización.    

Según establece la Convención, la labor de la OPAQ consiste fundamentalmente en:

  • verificar y confirmar la destrucción de las armas químicas existentes;
  • mantener la vigilancia sobre ciertas actividades de la industria química para aminorar el riesgo de que sustancias químicas comerciales se empleen con fines de armas químicas;
  • prestar asistencia y protección a los Estados Miembros que fuesen atacados o amenazados con armas químicas, inclusive por terroristas; y
  • promover la cooperación internacional para el empleo de la química con fines pacíficos. 

(Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El nuevo Director de la OPAQ el español Fernando Arias González, en el podium aparece el símbolo de la Organización. Foto: OPAQ.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.