Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Diez militares muertos en un jueves negro para el Pentágono

El jueves 2 de mayo coincidieron dos accidentes aéreos y el vuelco de un camión, cobrándose la vida de diez  miembros de las Fuerzas Armadas de EEUU. El incidente más grave tuvo lugar cuando durante un ejercicio de conducción todo terreno, un camión Light Medium Tactical Vehicle del U.S. Army cruzaba un río en Fort Hood, Texas volcando con doce soldados dentro, nueve de los cuales murieron.

Se recuperaban ese mismo día los cuerpos de tres soldados ahogados, dos más fallecían en un hospital cercano, en tanto cuatro soldados han permanecido desaparecidos hasta este sábado, cuando fueron recuperados sus cuerpos. Otros tres resultaron heridos pero han sobrevivido. El camión realizaba un ejercicio en el campo de pruebas Tactical low-water crossing and East Range Road en el Owl Creek Park, una zona que como el resto de Texas ha visto estos días como numerosas tormentas han provocados severas inundaciones. Los soldados pertenecían al 3rd Battalion, 16th Field Artillery Regiment, 2nd Armored Brigade Combat Team del 1st Cavalry Division.

Además se sucedieron dos accidentes aéreos, uno a cargo de un F/A-18C de los Blue Angels, la patrulla acrobática de la U.S. Navy, y  otro protagonizado por un F-16 de los Thunderbirds, su homóloga de la U.S. Air Force. El accidente del F/A-18C tuvo lugar cerca del aeropuerto de Smyrna en el estado de Tennessee cuando a las 3:01 pm del pasado jueves el avión se estrelló poco después de haber despegado. El accidente se cobró la vida del piloto, el capitán de los marines estadounidenses Jeff Kuss, que no pudo eyectarse del avión. El avión se estaba entrenando para participar este fin de semana en el espectáculo aéreo The Great Tennessee Airshow.

Posteriormente, en el estado de Colorado, un F-16 de la U.S. Air Force se estrelló tras participar en la ceremonia de graduación de los cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea estadounidense donde el presidente Barack Obama pronunció un discurso. En este caso el piloto Alex Turner pudo controlar la caída del avión en una zona deshabitada cerca de Colorado Springs y pudo eyectarse.

Estos dos accidentes aéreos tienen lugar escasamente una semana después de que el pasado 26 de mayo que dos F-18 Super Hornet de la U.S. Navy chocaran en vuelo en unas maniobras en el estado de Carolina del Norte,  los cuatro tripulantes pudieron ser rescatados con vida por los guardacostas. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Un Light Medium Tactical Vehicle del Army como el volcado en Texas (US Army)

·El piloto Jeff Kuss fallecido en accidente aéreo (US Navy)

·El F-16 caido de los Thunderbirds (US Air Force)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.