Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Comisión apuesta por invertir en una política común de Defensa en la UE en un entorno de caída libre del gasto militar en Europa

(defensa.com) La comisión europea ha emitido un documento bajo el título "Hacia un más competitivo y eficiente sector de la Defensa y de la Seguridad", un sector al que define como “clave” para mantener el status del viejo continente en el mundo. Según el informe, el gasto militar de los estados miembros de la UE pasó de 251.000 millones de euros a 194.000 millones de euros (57.000 millones menos) entre 2001 y 2010. En 2011, la cifra se redujo todavía más, hasta llegar a los 192.500 millones de euros. Este fuerte decrecimiento, del 23,3%, está siendo un duro golpe para  la industria del sector en Europa, que da empleo directo a 400.000 personas e indirectamente a 960.000, en un contexto de recursos presupuestarios que la ahogan aún más.

La partida en I+D también ha sufrido un descalabro importante, cosechando un retroceso del 14% entre 2005 y 2010, para situarse en 9.000 millones de euros. Este último dato, según la Comisión, es preocupante en relación con EEUU, puesto que la europea  se sitúa siete veces  por debajo de la llevada a cabo por Washington.
"Estos problemas de seguridad sólo pueden abordarse desde un enfoque más global”, detalla la institución comunitaria, y especifica que los estados de la UE han tenido y tienen dificultades para equipar a sus Fuerzas Armadas correctamente, "como se ha puesto de manifiesto en las operaciones que se realizaron en Libia”, donde señala que la UE mostró sus carencias en lo que a capacidad militar se refiere. Por ello, añade el informe, "Europa tiene que asumir mayores responsabilidades para su seguridad en casa y en el exterior. Para hacer valer su verdadero peso, tiene que desarrollar "una creíble política exterior en Defensa, que por supuesto es compatible con la OTAN".
Plan de acción
Para llevar a cabo un impulso común entre los 28 estados miembros, la Comisión propone trabajar alrededor de la EDA (Agencia Europea de Defensa), gestionando los recursos de una manera más eficiente, y potenciando, por encima de todo, la cooperación entre las naciones en el sector.
Otro de los aspectos más destacados que subraya el informe es la recuperación de la competitividad, cuya mejora depende del impulso de una certificación común para los 28, que en estos momentos, y según el documento, retrasa la comercialización de productos y bienes del sector de la Defensa. Pone el ejemplo de las municiones, cuya ausencia de certificación única tiene un coste para Europa de 1,5 millones de euros sobre un total de 7,5 millones dedicados a munición anualmente. Además, advierte sobre el apoyo a las PYMES (pequeñas y medianas empresas) y las ayudas públicas, a los que considera de vital importancia para la supervivencia del sector.
Por último, y para concluir, la Comisión apuesta por la estrecha “cooperación civil y militar” que necesita Europa para hacer frente a los desafíos globales, y deja como fecha marcada en rojo en el calendario la reunión de diciembre de 2013 del Consejo en la que se espera debatir la política de Defensa y Seguridad por la que marchará la UE en el futuro más próximo. (Javier Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.