Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Canadá desplegará en Mali dos Chinook y cuatro Bell-412

Canadá ha notificado a la ONU que participará en la misión de paz que tiene lugar en Mali, uno de los países claves de del problemático Sahel. La fuerza, que constará principalmente de aeronaves de ala rotatoria, se desplegará este próximo verano. El país vuelve así a involucrarse en las misiones de paz de las Naciones Unidas, desde hace dos años no participaba en las misiones de los Cascos Azules, además lo hace en una de las más peligrosas, la denominada MINUSMA (Mission Multidimensionnelle Intégrée des Nations Unies pour la Stabilisation au Mali), que intenta contribuir a la paz y la estabilización de esta nación del Sahel, acosada por el terrorismo islámico.

El pasado día 19 de marzo, el ministro de Defensa, Harjit Sajjan, y la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, confirmaron  la información, durante una rueda de prensa en el Parlamento de Canadá. Además, concretaron que la  participación de las Fuerzas Armadas de Canadá se materializará con fuerza operacional aérea, que participará en la misión de estabilización en Malí, al menos durante un año.

También hicieron público que el material que se desplegará serán seis helicóptero de la Fuerza Aérea de Canadá o RCAF (Royal Canadian Air Force). En concreto se proyectarán por vía aérea, muy posiblemente mediante los aviones de carga Boeing CC-177 (C-17A) Globemaster III con los que cuenta la RCAF, dos helicópteros CH-147F Chinook, designación militar que dan los canadienses a los Boeing CH-47F, que cumplirán misiones de transporte táctico y logístico. A éstos les acompañaran cuatro Bell CH-146 Griffon, la variante que fabrica la planta que tiene Bell Helicopters en Mirabel (Estado de Quebec) de su diseño Bell-412EP. Estos últimos, como ya hicieron anteriormente en un despliegue similar en Afganistán que incluyó también a los CH-147, servirán para dar protección y escolta principalmente a los Chinooks, dado que llevan integrado un poderoso armamento que combina las ametralladoras convencionales C-6 (FN-MAG) de 7.62mm, con las de tipo Gatling Dillon Aereo M134D del mismo calibre, a éstos sistemas que disparan desde montajes en la cabina, se suman también las más potentes ametralladoras GAU-21 de 12,70 mm.

Con este binomio de helicópteros de transporte y ataque, la RCAF volverá a desplegarse en África tras más de 25 años de ausencia en el escenario, ya que nos deberíamos remontar a la participación del Gobierno de Ottawa en la operación militar en Ruanda, que comenzó en 1992. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los Chinook de la RCAF. Foto: OS Anne-Marie Brisson / Fuerzas Armadas de Canadá.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.