Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los buques de combate litoral en RIMPAC 2016

RIMPAC, el gran ejercicio naval internacional que comenzará en aguas del Pacífico el próximo 30 de junio,  verá el uso de dos tipos de buques de combate de litoral.  Esta denominación se aplica a los navíos de nueva generación de guerra en regiones litorales de la US Navy.  El diseño LCS es una nave entre fragata y corbeta, a la que se agrega capacidades de trasporte de asalto, con lanchas de asalto, y un hangar que acomoda dos SH-60 Seahawk.  Se trata de un concepto modular multi- misión, con capacidad de emprender tareas de guerra antisubmarina, dragado de minas, guerra anti superficie, recopilación de inteligencia, defensa territorial, interdicción e intercepción naval, operaciones logísticas y especiales, y aquellas de vigilancia y reconocimiento.  Se comenzó con dos diseños básicos (denominados Flight 0), uno desarrollado por la Lockheed Martin, y otro por  General Dynamics.  El primero pondría a flote los modelos LCS-1 y LCS-3, y el segundo los LCS-2 y LCS-4.  Los cambios políticos y de presupuesto dejaron a la serie en diez navíos LCS-1/LCS-23 como aquella de la clase Freedom y la serie LCS-2/LCS-24, como la clase Independence.

Fue en noviembre del 2010 cuando el Congreso de los EEUU autorizaba la construcción de 10 naves de cada uno de los diseños, a un costo de entre  $440 y  $490 millones por cada naves.  Lockheed Martin y la Austal USA construirían diez modelos cada uno entre 2011 y 2015, con un promedio de costo de entre los $362 millones por la serie LCS-1 de Lockheed Martin, y $352 millones por la serie LCS-2 de Austal USA. El gobierno proporciona los sistemas de armas por separado, agregando otros $25 millones al precio total de las naves.  En el 2012 se determinó que el diseño LCS-1 operaba mejor en aguas confinadas, como las de Medio Oriente, mientras que el diseño LCS-2 lo hacía mejor en aguas abiertas, como el Pacífico.  Sin embargo, en el 2013 se reportaba que las naves eran particularmente vulnerables a ataques aéreos por medio de misiles anti buque de largo alcance

Después de una serie de reportes desfavorables, en 2014 se planificaba limitar la producción de las LCS a solo 32 naves (16 de cada diseño), pero la US Navy requería de, al menos, 52 navíos.  En diciembre del 2014 se determinó que se complementaría a las 32 LCS con 20 nuevas SSC (Small Surface Combatant), o sea, versiones mejoradas del LCS, equipadas con radares 3-D, defensas aéreas, y otros sistemas de combate, como baterías de misiles antiaéreos Evolved Sea Sparrow en módulos Mk-56 VLS, y misiles Harpoon Block II, así como capacidades más allá del horizonte y antisubmarinas. 

Las LCS/SSC fueron reclasificadas como fragatas en enero del 2015, y lo mismo se aplicó a las LCS, que de paso fueron mejoradas y equipadas con los mismos sistemas de combate.  De acuerdo a las decisiones de esa fecha, las primeras 24 naves (Block-0) retenían sus cascos y diseños básicos, así como su clasificación de LCS, la serie de 25 a 32 fueron denominadas Block 1, y se les aplicaron cambios significantes a sus cascos y diseños; y finalmente, las de la serie 33 a 50 serían plenamente fragatas.  Otro cambio se daba en diciembre del 2015, cuando se ordenó que la serie fuese reducida a solo 40 naves, centrándose en un solo modelo.

La serie LCS monta un cañón naval (BAE) AB Bofors de 57mm Mk3, desarrollado a partir del 1995 para las corbetas Visby de Suecia.  En los EEUU estos sistemas de tiro se denominan cañón de 57mm Mark 110 Mod 0, teniendo alcances de hasta los 17.000 m.  Fue aceptado por la USCG en el 2004 y por la US Navy en el 2006.

En el USCG el Mark 110 Mod 0 se monta en la nueva clase de patrulleros oceánicos de la clase Legend, ordenados a partir del 2008.  Se construyen 8 navíos, cada uno a un costo de unos $735 millones.  Tienen un desplazamiento de 4500 toneladas, y miden 127 metros (418 pies) de eslora.  Son propulsados por dos motores MTU 20V y dos turbinas LM2500, que permiten una velocidad de más de 28 nudos, y un radio de acción de las 12000 millas náuticas (22,000 km).  Además del Bofors de 57mm, llevan un sistema CIWS de 20mm, cuatro ametralladoras M2HB y dos M240.  Su hangar acomoda hasta dos helicópteros MH-65C Dolphin. El navío usa el mismo radar TRS-3D de la LCS.

La mayoría de cruceros y destructores que participarán en RIMPAC 2016 por el lado de la US Navy dependen del cañón naval 127mm (5”) L54 Mark-19 en un montaje denominado BAE 5/54 Mk-45 LW, que en algunos casos están siendo remplazados por la variante 127mm L62 Mark-36, con un alcance de 10 millas náuticas (37 km). Desde 2014 se explora la posibilidad de incorporar un sistema de propulsión de munición LRLAP, desarrollado para los proyectiles de 155mm, y que se espera incorporar a los sistemas de tiro del nuevo Zumwalt.

Mientras la fragata Almirante Cochrane (FFG-05), de cuyo arribo nos hacíamos eco hace escasos días, se posicionaba en San Diego, al otro lado del océano un escuadrón naval de cinco navíos de la Armada China partiría de la Provincia de Zhejiang, específicamente desde el Puerto de Zhousha, para encontrarse con unidades de la US Navy en las proximidades de Hawái.  Así, el destructor Xi’an, la fragata Hengshui, el logístico Gaoyouhu, el navío de rescate submarino Changdao y el navío hospital Daishandao se unían el  18 de junio a los destructores de la US Navy Stockdale y el William P. Lawrence

Por otro lado, el “Grupo Naval de Singapur”, con el destructor porta-aeronaves japonés Hyuga, la fragata de la India Satpura, la fragata Diponegoro de Indonesia, y la Steadfast de Singapur se unieron al destructor Chung-Hoon. Los dos grupos navegarán hasta San Diego, desde donde partirán juntos a los puestos de ejercicios cerca de Hawái.  En San Diego se han unido el anfibio de la US Navy San Diego, y el destructor Howard, y las fragatas Vancouver de Canadá y la Cochrane de Chile.  Desde el día  22 de este mes de junio están arribando el crucero de la US Navy Princeton, el destructor Pinckney y la nave de Guerra de Litoral Coronado, así como el Stratton, del USCG, y la fragata canadiense Calgary.  Participará parcialmente también la nave de combate de litoral USS Freedom, como parte de un escuadrón (Grupo del Sur de California) de seis naves, que solo intervendrá en la región de San Diego y que incluye el navío de asalto anfibio Pearl Harbor y el barreminas Champion, junto con los navíos canadienses Saskatoon y Yellowknife, y el Usumacinta de México.  El portaaviones John C. Stennis y su Grupo Aéreo de Ataque formarán parte de la formación naval. 

RIMPAC 2016 (Rim of the Pacific), auspiciado cada dos años por la Flota del Pacífico de Estados Unidos, se celebrará en los alrededores de las islas hawaianas y el sur de California.  Diseñado para mejorar la cooperación en las fuerzas combinadas, así como mejorar las competencias individuales de combate en guerra naval, este año cuenta con la participación de 27 naciones, junto con 45 navíos, cinco submarinos, más de 200 aeronaves y hasta 25.000 efectivos. RIMPAC se desarrollará entre el 30 de junio y el 4 de agosto. Será la 25ª edición  de unos ejercicios que comenzaron en 1971, y  en los que participará Brasil, Colombia, Chile, México y Perú, además de Alemania, Australia, Brunei, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Filipinas, Gran Bretaña, Holanda, India, Indonesia, Italia, Japón, Malasia, Nueva Zelandia, Noruega, República Popular China, República de Corea, Singapur, Tailandia, y Tonga.  

El Puerto de San Diego, punto de atraque

La Bahía de San Diego es un puerto natural de 12 millas (19 Km) de longitud, y entre dos y 3 millas (1,6 a 4,8 km) de ancho.  Hoy día trata de un puerto de aguas profundas, y el tercero en California después del de la Bahía de San Francisco, y el de la Bahía de Humbolt.  Sin embargo, la mayor parte de la bahía en realidad era de poca profundidad hasta que se emprendieron programas de drenaje y dragado, comenzando en 1944, particularmente en el área de lo que se denomina Mission Bay.  Durante la época precolombina, la bahía era casa de los Kumeyaay. 

En 1542 llegaba el portugués Juan Rodríguez Cabrillo, quien reclamó la región para España, bajo el nombre de San Miguel (Arcángel).  Cabrillo había llegado al mando del navío San Salvador, desde Navidad, Nueva España.  Sebastián Vizcaíno llegaría en 1602, en el navío San Diego, y re-llamaba la región San Diego de Alcalá.  El Fuerte de Presidio de San Diego fue establecido por Gaspar de Portolá en mayo de 1769, constituyendo el primer establecimiento europeo en la región.  En julio de ese mismo año se establecía la Misión de San Diego de Alcalá por el franciscano Junípero Serra.  San Diego pasó a ser parte de México a su independencia de España en 1821, convirtiéndose en el territorio de Alta California. 

Los Estados Unidos entraron en guerra con México en 1846, conquistando Alta California.  Los californios lanzaron una revuelta en Los Ángeles y rechazaron a los estadounidenses en San Diego durante tres semanas. La guerra terminaría con el Tratado de Cahuenga, del 13 de enero de 1847, por el que México cedía la región de Alta California a los EEUU bajo el Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848.  En 1935, la construcción de la Presa El Capitán redujo considerablemente el sedimento que desembocaba en la bahía por medio del Rio San Diego.  Para 1951 se habían completado una serie de canales y en 1955 se había realizado un dragado completo de la bahía. 

La zona occidental de la Bahía está protegida por una larga y angosta tira de tierra (Silver Strand), que se expande en su extremo norte, en lo que se conoce como North Island.  Es allí donde encontramos la Estación Aero-Naval de North Island y la zona de Coronado.  La Bahía retiene las instalaciones navales de San Diego, Point Loma, Ballast Point (Base de Submarinos Nucleares), y la Base de operaciones Anfibias de Coronado.  La Guardia Costera también tiene presencia, con NAS North Island y la Comisión de Comunicaciones Federales.  La Base Naval de San Diego ocupa 3.95Kmetros cuadrados, viendo su expansión principal durante la Segunda Guerra Mundial.  La llegada de los súper-portaaviones vería operaciones de dragado adicionales, pero su presencia es restricta al norte de la bahía.  Hoy día, el principal navío operacional basado aquí en el USS John C. Stennis (CVN74), y sirve de puerto base para 46 buques de combate de la US Navy, a los que se han sumado dos navíos de combate de litoral, dos patrulleros oceánicos del USCG, ocho naves del Comando de Carga Militar, y varios auxiliares y otros.  Esto se traduce a 26.000 efectivos militares, civiles y contratistas. (Julio Montes)

Fotografías:
·El Blanco Encalada en RIMPAC 2014 - (U S Navy - Tiarra Fulgham)
·Fuerte seguridad en los alrededores de la Base de  Coronado (J  Montes)
·La USCG tambien participara con un patrullero oceanico  (J  Montes)
·Nave de Combate de LItoral USS Milwaukee (LCS 5) (U S   Navy - Timothy Schumaker)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.