Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

B-52 versus Tupolev Tu-160: bombarderos nucleares sobre el Báltico

El Mar Báltico se ha convertido durante la primera quincena del mes de junio en escenario recurrente para los bombarderos estratégicos de los Estados Unidos B-52, a  los que ha dado replica Rusia con un Tupolev Tu-160. Rusia enseñaba el musculo de su capacidad aérea en respuesta al ejercicio de la OTAN NATO BALTOPS, que se ha desarrollado en el Báltico entre el 6 y el 16  de junio, participando un total de 5.600 efectivos de 12 países de la Alianza, a los que se han sumado fuerzas de Finlandia y Suecia.

Aunque estos dos países nórdicos son neutrales, están sincronizando su defensa con la OTAN de manera creciente. La Fuerza Aérea de Finlandia  informó que sus aviones de combate F/A-18C, adscritos a los servicios de Quick Reaction Force, habían tenido que realizar entre los días 14 y 15 de junio múltiples salidas ante la presencia de numerosas aeronaves militares rusas: Beriev A-50, Ilyushin Il-22, Sukhoi Su-24, Sukhoi Su-27, y Sukhoi Su-34.

Hablamos de aparatos que son habituales en la zona, lo que ya no es tan normal es la presencia de un bombardero estratégico, con capacidad de ataque nuclear, Tupolev Tu-160, o Blackjack según designación de la OTAN. Moscú  informaba a la prensa de su país que el 15 de junio “un avión con capacidad de portar misiles estratégicos Tu-160 de la Fuerza Aérea de Rusia ha realizado un planeado vuelo sobre aguas neutrales del Mar Báltico”, anotando que el bombardero había sido acompañado por un caza Su-27 asignado al Mando del Oeste y un Beriev A-50, la versión del Ilyushin Il-76 de alerta temprana o Airborne Early Warning and Control (AEW&C).

Completando el dato, el Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que otras formaciones de aeronaves de la Fuerza Aérea de Rusia fueron interceptadas sobre el Báltico por los citados F/A-18C de Finlandia,  además de por  JAS-39 Gripen de Suecia y F-16 de la Real Fuerza Aérea de Dinamarca.

Una de las acciones del NATO BALTOPS que más ha incomodado al Gobierno de Moscú ha sido la presencia de bombarderos estratégicos, también con capacidad nuclear, de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) en la zona. De hecho, el 9 de junio se producía un incidente idéntico, pero de signo contrario, cuando un caza Su-27 ruso interceptaba sobre el Báltico a una formación de la USAF compuesta por un avión de reabastecimiento en vuelo Boeing KC-135R Stratotanker, que suministraba combustible a dos bombarderos estratégicos B-1B Lancer y uno de los veteranos, pero todavía temible, Boeing  B-52H.

Los bombarderos procedían de Inglaterra, de la base de la Royal Air Force (RAF)-Fairford, donde están destacados un total de tres B-52H y otros tantos B-1B,  a los que se sumaban el día  9 dos de los modernos B-2A, que tienen una alta capacidad de no ser detectados, o Stealth , para cubrir el NATO BALTOPS (Baltic Operations) y otros ejercicios de la Alianza y los Estados Unidos. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El Tu-160 fotografiado por un F/A-18, debajo se puede ver el otro caza fines. Foto. Fuerza Aérea de Finlandia.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.