Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Avanzada tecnología de vigilancia electromagnética para los Marines

Las unidades de vigilancia, reconocimiento y obtención de Inteligencia del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps) están comenzando el proceso de adiestramiento con una serie de sensores nuevos que les brindarán mayor capacidad para obtener información sobre el potencial adversario. Han comenzado así a recibir un novedoso equipo que puede funcionar de modo inatendido o ser controlado por sus operadores. El sistema, que se conoce con las siglas MAGID II (Magnetic Intrusion Detector), es una evolución de un modelo anterior en la que se ha logrado un conjunto que es un cincuenta por ciento más pequeño, un treinta y tres por ciento más ligero, y, además, requiere de un treinta y dos por ciento menos energía, lo que lo hace más portable, versátil y operativo.

Ha sido diseñado para desplegarlo en un área determinada. Su capacidad de detección la concentra en la localización de anomalías magnéticas generadas por diferentes tipos de armas, pues tanto es capaz de captar las propias de un fusil de asalto de aluminio como las de un carro de combate en el que el acero forma buena parte de su estructura. Proporciona al operador, en función de lo captado, cual es el tamaño del objeto y detalles de la dirección por la que avanza, lo que incide positivamente para su localización precisa.

El MAGID II, que supone un avance sobre otros sistemas menos desarrollados disponibles hasta no hace mucho, es muy interesante tanto para saber por dónde se mueve el hipotético adversario como para obtener detalles de la entidad de sus patrullas, sus sistemas de armas o hasta de su voluntad. Forma parte de un conjunto de sistemas de vigilancia remota adscritos a unidades ISR (Intelligence, Surveillance & Reconnaissance) que funcionan dentro de los pelotones de Inteligencia del USMC. Los sensores, del tipo UGS (Unattended Ground Sensor) que pueden operar sin supervisión directa de los operadores, son obra de L-3 Communication Systems. Además del MAGID II se trabaja con un detector infrarrojo de intrusiones (IRID II), un sensor acústico y sismológico (S/T) y un módulo de monitorización y transmisión de información (HHM/T).

Incorporan sistemas radio en VHF (Very High Frequency) de forma que sus datos los pueden enviar a distancias de hasta seis kilómetros o a teléfonos móviles o a donde se desee con ayuda de relés con capacidad satelital. Se incide en la movilidad de quien los usa, por lo que pueden ser llevados en una pequeña mochila por quien los tiene asignados, destacando de los mismos su autonomía gracias a baterías de muy larga duración, la capacidad para reprogramar su software o el generar un muy bajo índice de alarmas. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Los equipos de reconocimiento ISR del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos acaban de recibir los equipos MAGID II. (Fotografía: USMC)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.