Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Alemania cancela el programa de UAS “Euro Hawk” por el alto coste de obtener la licencia de vuelo en Europa

(defensa.com) El ministro de Defensa alemán, Thomas de Mazière anunció la anulación por parte de Alemania del programa “Euro Hawk”, por el que se iban a adquirir otras cuatro unidades más de este UAS (Unmanned Aircraft System). El representante del gobierno alemán justificó ante el Bundestag la decisión de anular este proyecto, que comenzó en 2011 con la adquisición del primer “Euro Hawk”, alegando los altos costes que podría suponer conseguir la licencia de vuelo en el espacio aéreo europeo. Este UAS, el más grande de Europa, ha significado un gran avance en el trabajo conjunto entre una Fuerza Áerea del continente y el consorcio EADS. Sin embargo, la imposibilidad de garantizar que pudiera operar a pleno rendimiento en el cielo europeo ha desembocado en su cancelación.

En 2013 las autoridad aeronáutica alemana denegó la certificación de operación del Eurohawk en el espacio aéreo alemán civil al no disponer de ACAS (Air Collision Avoidance System) y ya que un rediseño para cumplir con las normativas podría causar un gran aumento de los costes y no garantizaría que se consiga la certificación, el Ministerio de Defensa alemán tomó la decisión de no adquirir los cinco aparatos y cancelar el programa con el primer prototipo, recibido en 2011, ya listo y el segundo aparato cerca de ser entregado.

Con una envergadura superior a la de la mayor parte de los aparatos comerciales, una autonomía de 30 horas y una altitud máxima de casi 60.000 pies, el “Euro Hawk”, versión europea del RQ-04 "Global Hawk" de la compañía americana Northrop Grumman Corporation, actualmente utilizado por la Fuerza Aérea de EEUU, se proyectó como un sustituto rentable, modular y compatible de los aviones tripulados Breguet Atlantic, que estuvieron en servicio entre 1972 y 2010. EuroHawk GmbH, una empresa conjunta al 50 por ciento entre Northrop Grumman y Cassidian, actuaba como principal contratista nacional para el Ministerio de Defensa alemán durante todo el ciclo de vida del sistema.
El pasado mes de enero, Cassidian y Northrop Grumman Corporation efectuaron el primer vuelo de prueba integral del “Euro Hawk” equipado con el sistema de sensores avanzados para el reconocimiento de señales SIGINT (Signals Intelligence) provenientes de emisores de radar y de comunicaciones, desde la base aérea de Manching. Alcanzó una altura máxima de 38.000 pies dentro de un espacio aéreo bajo control militar, ubicado muy por encima y a distancia segura del tráfico aéreo civil. Después de aproximadamente 6 horas de vuelo, aterrizó de manera segura en la misma base aérea.
El sistema se había sometido previamente a exhaustivas pruebas en tierra, recibiendo la aprobación final por parte de las autoridades de aeronavegabilidad alemanas. Supuso para Northrop Grumman la consecución de distintos hitos a la vez. No solo de la primera colaboración transatlántica con Alemania y Cassidian, sino también de la primera versión internacional del RQ-4 Global Hawk producida y  el primer sistema UAS en Europa equipado con un sistema SIGINT para reconocimiento de señales y con capacidad para efectuar vuelos a gran altitud y largo alcance HALE (High-Altitude and Long-Endurance).

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.