Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El Plan de Acción de la Defensa Europea, impulso para el sector en España

El tremendo éxito de la jornada, organizada en la Escuela Politécnica Superior del Ejército de Tierra por la Fundación Círculo para las Tecnologías de la Defensa y la Seguridad, sobre el Plan de Acción de la Defensa Europea (EDAP) y el programa de desarrollo industrial en materia de defensa, cuya asistencia superó todas las expectativas, pone de manifiesto la importancia que al tema otorga el sector español, ávido de información y herramientas para formar parte de esta iniciativa.

Desde el Consejo Europeo de diciembre de 2013 se vienen dando los primeros pasos del EDAP, en el marco de la revitalización de la Política Común de Seguridad y Defensa de la Unión Europea (UE). Se pretende, en última instancia, identificar las carencias de capacidades militares para hacer frente a las amenazas presentes y futuras y fortalecer la base tecnológica e industrial del Viejo Continente. Todo ello apoyando con presupuesto de la UE las acciones necesarias relacionadas con la fase de desarrollo de los programas de adquisición de armamento, que deben derivarse del plan comunitario dirigido a cubrir aquellas capacidades militares que sean definidas como prioritarias.

Si bien la Secretaría de Estado de Defensa española quiere impulsar la participación de empresas y organismos nacionales en este Plan, el destino en la UE de fondos para la investigación y el desarrollo en el área de la Defensa, la falta de información sobre el devenir de estas acciones, principalmente por la Comisión Europea, o la carencia de concreción sobre algunas de las iniciativas son notorios. Lo ya evidente es la necesidad de participar de las administraciones españolas y las empresas del sector en el mayor número posible de programas, para lo cual las empresas deben conocer los cauces y procedimientos con la mayor celeridad posible.

La Unión Europea ha puesto en marcha los mecanismos de financiación necesarios, principalmente a través del Banco Europeo de Inversiones, que financia en la actualidad algunos programas en el área de Homeland Security o de aplicaciones duales militares y civiles de tecnologías, aplicadas por ejemplo a la protección de infraestructuras.

El encuentro en la Escuela Politécnica Superior del Ejército de Tierra, clausurado por secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde Bajén, dio a conocer los diversos medios para obtener financiación, no solo para los grandes programas, sino también para las PYME y sociedades de mediano tamaño, que ofrecen a menudo mayor agilidad y que han demostrado su éxito gracias a la generación de valor y el desarrollo de tecnologías. También fue presentado el modo en que cada estado miembro participará en los mecanismos de financiación.

El Plan de Acción ha establecido tres fondos para acelerar el proceso de consolidación. Hay 90 millones de euros procedentes de la llamada Acción Parlamentaria para proyectos de investigación colaborativa hasta 2020 y se han previsto 500 millones de euros para actividades de I+D+i, que aún no se han repartido, puesto que dependerán de las tecnologías o sistemas que Europa considere críticos o de capacidades estratégicas. Por último se habilitarán 5.000 millones de euros para compras a nivel europeo. Como destacaba el pasado mes de febrero el presidente de la  Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), Adolfo Menéndez, la industria española se arriesga a quedar fuera del sector europeo en los próximos 25 años si no se toman las decisiones adecuadas ahora, un momento decisivo para la industria de defensa en la UE. España y su industria han de implicarse lo antes posible en este mecanismo, si se quieren defender los intereses y asegurar el futuro del sector.

Enrique Navarro


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.