Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los Kfir y la orfandad de medios de la Fuerza Aérea Argentina

Tras dos años de negociaciones el Ministerio de Defensa argentino anunciaba que el avión seleccionado para dotar a la Fuerza Aérea sería el IAI Kfir C10,  que en número de 14 ejemplares –doce monoplazas y dos biplazas- sustituirían a los veteranos Mirage de la VI Brigada Aérea.  El contrato, por un valor superior a los 300 millones de dólares y que incluía el soporte logístico por un quinquenio,  traía un poco de aire fresco a la alicaída institución castrense.

Esta es la primera parte de la historia, con la optimista visión de proveer una aeronave que pueda permitir a los pilotos el adiestramiento con nuevas técnicas y procedimientos y recuperar horas de vuelo.  La mala es que el ministro del área decidió, prácticamente en el momento de la firma, ante la cercanía del proceso electoral y la consecuente instalación de una nueva Administración en el país, que lo más lógico era entregar la información técnica y documental a las nuevas autoridades para que sea el Gobierno entrante quien tome una decisión al respecto.

Aunque había sido anunciado  -no oficialmente- la firma del respectivo contrato, duramente criticado puesto que no incluye armamento aire-aire, aire-tierra o equipos electrónicos avanzados, ya que tan solo se considera a este sistema como provisorio hasta la llegada de un jet de características operativas avanzadas, este nuevo retraso marca la orfandad en que se encuentra la Fuerza Aérea, con buena parte de su material fuera de servicio y con carencia de sistemas acordes con los tiempos.

Además, aunque no tiene gran importancia para la Administración actual, no existía la previsión presupuestaria para el año 2016 que incluyera los fondos para dicha compra. Sí,  esa previsión existió para el ejercicio anterior, pero nadie sabe en que se usaron los fondos asignados, si realmente existieron o a donde fueron destinados de haber sido reales. 

Años atrás, un funcionario ministerial mudó la partida asignada para la provisión de aviones IA-63 Pampa para la Aviación  Naval hacia un destino meramente político en forma rápida y sin dar explicaciones. El Jefe de Gabinete de Ministros posee la atribución de disponer libremente de fondos del presupuesto y desviarlos para otros fines o ministerios distintos.

Aunque las maquinas israelíes son usadas, una cierta actualización les permitiría realizar las misiones habituales con eficacia y una cierta economía de medios, tan escasos hoy para los  militares argentinos. Ahora, una nueva frustración se agrega a una extensa lista en la materia. Pero la novela no termina, esperaremos a que asuma el nuevo Gobierno y su devenir.

Foto: Kfir de la Fuerza Aérea de Colombia


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.