Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia ofrece cooperación industrial para hacer atractivo el Mig-35 en México

A comienzos de febrero tuvo lugar la presentación mundial del avión de cuarta generación (4++ para el fabricante) MiG-35 de la oficina de diseño Mikoyan, integrada en la Corporación Aérea Unida (United Aircraft Corporation o UAC). A dicha presentación acudieron delegaciones de treinta países y se anunció que entre los potenciales compradores de este nuevo avión están varios de Latinoamérica, destacando principalmente Perú.

La revista Forbes revela ahora que UAC está ofreciendo el MiG-35 a México para la renovación de su Fuerza Aérea, que empleó hasta 2016 los veteranos F-5E/F Tiger II y que se postula para adquirir nuevos aviones, habiéndose anunciado el interés por el F-16 de Lockheed Martin. Sin embargo, Rusia, a través de la Corporación Aérea Unida quiere ofrecer el nuevo MiG-35 basando su oferta en un programa de ayuda industrial y de cooperación para el fortalecimiento del sector en México. Así lo ha hecho saber el Director General de MiG Ilia Tarasenko a través de una entrevista en la revista Forbes, en la que deja clara la importancia del mercado latinoamericano para el constructor aeronáutico ruso. Tarasenko apunta que entre los potenciales compradores del nuevo avión están Perú, México, Colombia, Cuba y Argentina, si bien esta última descartó la opción, al menos a medio plazo.

El director general de MIG afirma que el nuevo MiG-35 es capaz de fortalecer suficientemente la capacidad de combate de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM). Además se ofrece el fortalecimiento de la industria aeronáutica mexicana a través de posibles acuerdos de cofabricación. El director general de MiG afirma en sus declaraciones que existe la posibilidad de cambiar la tradicional dependencia de fabricantes estadounidenses o europeos en la industria aeronáutica mexicana, ofreciendo una colaboración industrial e incluso a nivel gubernamental a largo plazo, ofreciendo tanto los productos como la formación, sistemas de entrenamiento o servicios postventa. Se contempla la posibilidad de materializar compensaciones industriales y realizar transferencias de tecnología, la formación de personal especializado o la fabricación bajo licencia en México de componentes. Además a través de Rosoboronexport y los institutos financieros rusos se podría acceder a canales de financiación privilegiada para las compras.

Actualmente hay 29 países que operan el MiG-29 por lo que estos mismos resultan los candidatos principales para adquirir el MIG-35, dado que al primero le quedan escasamente cinco o seis años de vida útil según Tarasenko. Dado que el nuevo avión se basa en gran medida en el MiG-29, resulta una opción interesante de cara a reducir los costes de formación, de adiestramiento o de construcción de infraestructuras. Los pilotos se adaptarían rápidamente al nuevo avión, igual que el personal técnico. Tarasenko afirma que el coste de operación del MIG-35 frente a cualquiera de los potenciales compradores que podrían llegar a Latinoamérica es un 20 % inferior

Analizando los posibles compradores citados por el director general de MiG, Perú se postula como el candidato más probable si tenemos en cuenta lo mencionado anteriormente en relación al MiG-29. Sin embargo ni Colombia, ni Argentina ni México operan aviones de fabricación o diseño ruso, de hecho Argentina y México no tienen actualmente ni si quiera aviones de combate de primera generación en servicio. Si son conocedores por otra parte de los helicópteros de fabricación rusa como los Mil Mi-8/17.

Un avión renovado

El MiG-35 (código OTAN “Fulcrum Foxtrot”) es un avión de cuarta generación mejorado (4++ para el fabricante) que combina el diseño del MIG-29 pero con motores mejorados, concretamente dos Klimov RD-33MK con empuje vectorial tanto en el eje vertical como horizontal y asociados a un sistema de control electrónico del tipo FADEC (Full Authority Digital Engine Control). Emplea aviónica y sistemas de armas de última generación para configurar un avión multimision. Incluye sistema de mando con tecnología digital fly-by-wire de cuádruple redundancia e incluye además dispositivos electroópticos para el empleo de munición de precisión aire-superficie. Además dispone de un radar multimodo con tecnología de barrido (AESA).

Se le ha integrado un pod electroóptico, concretamente el OLS-K, diseñado para el lanzamiento de armas de precisión superficie-aire. Se da la circunstancia de que a diferencia de los pods occidentales de este tipo, no es desmontable sino que está adosado indefinidamente a la aeronave. Es capaz de detectar vehículos en movimiento a 20 km. o buques en superficie a 40 km., incluye telémetro y designador láser que permiten el lanzamiento de armas a distancias de hasta 20 km.

Delante de la cabina del piloto dispone de un sistema infrarrojo de búsqueda y rastreo (IRST) para la detección lejana de amenazas sobre todo aéreas en modo pasivo, sin emplear el radar. Por último los pilotos pueden emplear cascos con tecnología de presentación de datos con el que gestionar el armamento y los principales sistemas del avión.

El nuevo avión tiene una velocidad máxima de 2.700 km/h, un alcance de 1.000 km. y un techo de servicio de 17.500 pies. Dispone de versión biplaza (MIG-35D) con los mismos sistemas de armas y equipos y se ofrece la posibilidad de integrar armas y equipos no solo de fabricación rusa sino también occidental. Para ello dispone de nueve puntos de fijación bajo el fuselaje y las alas, pudiendo emplear armamento diseñado para cazas pesados como los de la familia Su-27. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El nuevo MIG-35 (UAC)

·El MIG-35 ha sido ofrecido a México (UAC)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.