Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El presidente de México reconoce a 60 unidades militares por el combate al crimen organizado

El presidente Enrique Peña Nieto entregó menciones honoríficas a 60 unidades militares y navales que el último año de han distinguido por su entrega y lucha en las operaciones contra la delincuencia organizada y en apoyo a labores de seguridad pública. También inauguró las instalaciones del Centro de Mando y Control de la Armada de México, el más avanzado en su tipo en Latinoamérica, y que se ubica en las inmediaciones del Cuartel General del Alto Mando, en la capital del país.

Lo hizo en una ceremonia que convocó a las tres fuerzas armadas en instalaciones centrales de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) y en la que recordó que en su gobierno han muerto 169 militares en acciones de combate al crimen.

Peña recordó que la participación de militares y marinos en tareas de seguridad pública fue una demanda de la sociedad y de los gobernadores de los estados, cuyas fuerzas policiacas fueron rebasadas por el crimen y solicitaron la intervención castrense y naval para hacerle frente el fenómeno delictivo.

En esta dinámica han sido detenidos o abatidos 109 de los 122 Objetivos Prioritarios que el gobierno federal marcó como parte central de su estrategia para combatir a la delincuencia, indicó el presidente, quien aseguró que la labor de las fuerzas armadas ha disminuido severamente las capacidades operativas y financieras del crimen organizado.

En este contexto en el que se ha cuestionado desde diversos frentes la participación y presencia militar en las calles del país a partir de la aprobación de la polémica Ley de Seguridad Interior (que faculta a militares y marinos a realizar labores de investigación policial, a hacer cateos sin orden de un juez y a intervenir por tiempo indefinido en seguridad pública), el presidente reiteró que las fuerzas armadas permanecerán en las calles del país por el tiempo que sea necesario.

En su intervención, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), el general Salvador Cienfuegos Zepeda, advirtió que “hay quienes quisieran distanciarnos del pueblo; imposible, somos uno y lo mismo, que entre nosotros no hay cabida para quien se guía en otro sentido (sic), que somos el pueblo en uniforme militar, nunca criminales ni represores, nunca cobardes ni abusivos”.

Las palabras del general fueron secundadas minutos después por el almirante Vidal Francisco Soberón, quien agregó que gracias a los presupuestos otorgados por el gobierno federal ha sido posible construir diversas obras, como el Centro de Mando y Control y otras con las que se ha avanzado en el cumplimiento de las tareas navales y de apoyo a la seguridad pública.

Peña Nieto dijo en su discurso que en su administración se han invertido más de 33.000 millones de pesos en infraestructura y más de 76.000 millones de pesos en adquisición de armamento pesado, aeronaves, equipo y material bélico para apoyar el combate al crimen y avanzar en la modernización de las fuerzas armadas, la mayor cantidad invertida en más de 20 años.

De los reconocimientos otorgados a las unidades militares por los Altos Mandos de las Fuerzas Armadas, 20 correspondieron a las Unidades de la Armada, 32 al Ejército y ocho a la Fuerza Aérea.

La Unidad de Operaciones Especiales (UNOPES) de la Marina fue la primera en recibir mención honorífica. Le siguieron los Batallones de Infantería 25, 76, 30, 100, 46, 55, 96, y los Regimientos de Caballería Motorizada 16, 19, 5°, 7°, 23, y las Unidades de Inteligencia Naval (UNINT), el 101 Escuadrón Aéreo (uno de los dos que agrupan a los UH-60M Black Hawk), así como al Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA) y a tres de las Unidades de Protección Portuaria (UPP) de la Marina, entre otras unidades. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.