Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La apuesta por Colombia de los vehículos tácticos mexicanos

La mexicana Epel Tácticos y la estadounidense TPS Armoring acordaron un programa de cooperación para el desarrollo y producción del vehículo Táctico Black Mamba QRV, automotor de exportación para cualquier parte del mundo. Se exhibe por primera vez en Expodefensa 2017, junto al Epel TPV y al Karnaf (Rinoceronte) .

Según  los responsables de Epel Tácticos y TPS Armoring, Ernesto Mizrahi y Enrique Herrera, la unión de las dos firmas, de las más reconocidas en México y Estados Unidos, demuestra que además de la producción y comercialización de los vehículos antes mencionados, el intercambio de tecnología y conocimientos, demuestra, fortalece y ratifica la calidad de la mano de obra mexicana.

“Por primera vez dos grandes firmas del blindaje automotor, cuya experiencia supera los 20 años, se unen para desarrollar, producir y comercializar vehículos tácticos para mercado mexicano y extranjero. Conjuntamos ingeniería, diseño, procesos, tecnología y sobre todo mano de obra calificada para presentar automotores únicos en su tipo que exceden los requerimientos de calidad, durabilidad y sobre todo aplicaciones de cualquier cuerpo de defensa y seguridad del mundo”, coincidieron los directivos.  

Epel Tácticos ha dotado a las Fuerzas Armadas mexicanas con más de 300 unidades, y TPS Armoring blinda los vehículos para el Estado Mayor Presidencial, diferentes sectores del gobierno mexicano y es un proveedor autorizado del gobierno americano con exportaciones a nivel global incluyendo el Medio Oriente, África y Europa. 
 

 

En México, Epel Tácticos obtuvo en 2010 y 2011 la licitación de la Sedena para fabricar dos lotes de vehículos Sandcat, uno de 175 unidades y otro de 70 unidades respectivamente. Los vehículos entregados tienen los dos tipos de blindaje solicitado por la Sedena para realizar operativos denominados de alto impacto contra la delincuencia organizada en todo el país.

Los Sandcat vendidos al Ejército tienen blindaje NIJ IV Plus, montado sobre un chasis Ford 550 y resisten disparos de armas largas calibre 7.62 x 39 AK-47 (Calibre OTAN), AR-15 5.56 x 45 (Calibre OTAN) y ataques de menor calibre. Son unidades de uso policiaco y militar, tienen gran maniobrabilidad para operaciones urbanas y pueden transportar hasta nueve ocupantes. Un segundo lote de estos vehículos fue solicitado con un blindaje y características reforzadas. El Sandcat MX fue la respuesta a estas exigencias, señaló Daniel Kleinman, responsable de la división Epel Tácticos y director general de Proyectos Especiales de Epel.

En entrevista dijo que en esta ocasión llevan tres tipos de blindados producidos por Epel: el Sandcat TPV, el Karnaf y el Black Mamba QRV en versión para transporte de reos. Sobre el Karnaf, señaló que es un vehículo táctico, de alta movilidad, 4x4 todo terreno, diseñado especialmente para llegar a zonas de difícil acceso. Indicó que su manufactura en monocasco le da estabilidad y le permite llevar una carga superior a una tonelada. Además, tiene suspensión FOX de doble resorte, con la que puede moverse en terrenos escarpados.

De acuerdo con Kleinman, el Karnaf se perfila para sustituir paulatinamente a los más de 6.000 Humvees con los que cuenta el Ejército Mexicano, puediendo ser empleado en operaciones de ayuda a la población civil en casos de desastre. El otro blindado que hace su debut en la línea de Epel es el Black Mamba QRV, un vehículo táctico, fabricado en colaboración con la firma mexicana TPS Armouring. El Black Mamba es el mayor de los blindados armados en el país. Se trata de un Vehículo 4x4 de Reacción Rápida, que presenta características especiales, como su corto radio de giro que le permite maniobras inmediatas de persecución en operaciones militares y policiacas.

Este blindado, señala Daniel Kleinman, es capaz de transportar de 5 a 7 elementos, incluyendo al conductor. Puede equiparse con una torreta giratoria en la cual se monta ya sea una ametralladora de calibre 5.56 mm, 7.62 mm o incluso hasta calibre 50. El ejecutivo de Epel dijo que uno de los objetivos de la presencia de la compañía en Colombia es el de lograr no solo la expansión de la firma, sino también posicionar sus productos a partir de su desarrollo exitoso en México, en donde los Sandcat han mostrado su eficacia y confiabilidad en las operaciones contra los cárteles del narcotráfico.

Los blindados tácticos ligeros de Epel se presentarán en la Expodefensa 2017 de Colombia del 4 al 6 de diciembre, en un encuentro que reunirá a más de 100 expositores, a invitados especiales de 30 países y delegados oficiales de 70 naciones. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.