Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La estrategia industrial de defensa y los consejos europeos de diciembre de 2013 y junio de 2015

En referencia la reciente presentación de la “Estrategia Industrial de Defensa”, un documento elaborado por la Dirección General de Armamento y Material, conviene hacer una referencia obligada a las conclusiones de los últimos consejos europeos en esta materia, pues ambas coinciden en subrayar la importancia de consolidar una base industrial y tecnológica.

La monografía que presentamos es una publicación que aborda el estado de la situación tras los consejos europeos de diciembre de 2013 y junio de 2015. Los autores son cinco expertos, quienes nos ofrecen su visión desde cuatro perspectivas distintas, aunque en muchos aspectos convergentes: la gubernamental, la de la empresa multinacional, la de la empresa mediana especializada en un nicho, y la de la asociación de empresas del sector.

El primer capítulo trata sobre el panorama de la Unión Europea y el impulso político –con sus críticas y desengaños- a los asuntos de defensa, con la puesta en escena de la Política Común en Seguridad y Defensa (PCSD) y las motivaciones del Consejo Europeo. Las tres líneas básicas de acción son: aumentar de la eficacia, visibilidad e impacto de la PCSD; mejorar del desarrollo de las capacidades; y fortalecer del sector industrial europeo. Dos conceptos son claves: el mercado de defensa europeo (EDEM, European Defence Equipment Market) y la base tecnológica e industrial de la defensa europea (EDTIB, European Defence Technological and Industrial Base). Se incluye un acertado anexo con la cronología de las iniciativas y actividades más relevantes de la UE en el campo del mercado y la industria de defensa.

El segundo capítulo es un brillante resumen sobre el sector aeroespacial. Trata de qué tipo de estrategias pueden seguir las empresas según sea su tamaño y responde a cuatro preguntas básicas que cualquier compañía debería de hacerse sobre dónde apostar para mantenerse en el futuro. Asimismo, ofrece seis claves del sector, lectura obligatoria para entenderlo, posicionarse dentro de él, existir y competir con ciertas posibilidades de éxito.

El capítulo tercero examina el perfil y las posibilidades de las empresas verticales, especializadas en nichos tecnológicos independientemente de cuál sea su tamaño. La preocupación es la siguiente: en los últimos años hay un mensaje constante sobre la necesidad de “concentración”, procedente de instituciones europeas y nacionales, y no hay un criterio sobre las figuras jurídicas que se están planteando. La duda es si se busca una industria de grandes “sistemistas”, o si se debe favorecer o imponer dicha concentración industrial en el sector para configurar un “campeón nacional” único. La paradoja sobre las empresas intermedias -que no son pymes ni las grandes-, es que “no salen en la foto” del proyecto. En España, sin embargo, contamos con magníficos ejemplos solventes que dan respuesta tecnológica a las capacidades estratégicas planteadas.

El último capítulo trata sobre la perspectiva española de la base industrial y de defensa europea (EDTIB) y su correlato necesario de un mercado europeo de defensa (EDEM), objetivos políticos mencionados en el primer capítulo. El resultado será la interacción de cuatro factores -los Estados miembros, el Servicio Europeo de Acción Exterior, la Comisión y la Agencia Europea de Defensa-, sin perder de vista la resistencia pasiva del Reino Unido. Los autores explican por qué las empresas tendrán que pensar en español pero actuar en europeo, para pasar a ser de decision-taker a decision-maker.

Esta monografía es, en realidad, una radiografía del sector de la defensa en Europa y sirve como guía para comprender las claves de una industria muy compleja. La excusa, si se me permite, son las reuniones mencionadas de diciembre de 2013 y de junio de 2015, pero el fondo de las cuestiones planteadas es mostrar el qué, cómo, quién, cuándo y dónde, dando como resultado -en mi opinión- una excelente publicación.

El simple hecho de la celebración de dos cumbres dedicadas a defensa –con resultados y expectativas discutibles, propias de la burocracia comunitaria-, es en sí mismo un hecho relevante en el largo camino que pretende llevarnos a la «Europa de la defensa». Intereses de los Estados miembros, complejidades de la industria y el contexto geopolítico de los conflictos fronterizos marcarán la ruta. Y como variable común a todas las decisiones, habrá que tener en cuenta la realidad económica, en cuanto a la posibilidad de sostenerlas, y la necesaria voluntad política común para llevarlas a cabo.

 

Por Gabriel Cortina, analista de defensa y política internacional

 

Ficha técnica

La industria de defensa en España tras los consejos europeos de diciembre de 2013 y junio de 2015.- Emiliano Mata (Coordinador), VV.AA. Colección Monografías, nº146. Ministerio de Defensa, 2015 (196 páginas)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.