Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Trimotor de bombardeo Savoia SM-81, “El Murciélago”

El éxito del trimotor de transporte civil Savoia Marchetti SM. 73 atrajo la atención de las autoridades aeronáuticas militares italianas que a tal efecto se dirigieron al constructor y así, en 1935, apareció un desarrollo militar del mismo con la denominación de SM.81. Este nuevo avión estaría llamado a convertirse en el aparato de bombardeo italiano hasta la puesta en servicio del rápido SM-79 Sparviero.

La Regia Aeronautica después de las pruebas y evaluaciones de los prototipos, ordenó la producción en gran escala del SM-81, lo que obligó a comprometer en la misma a varias empresas como la C.M.A.S.A. y la Piaggio, fabricándose un total de 534 ejemplares.
Era un aparato trimotor monoplano de ala baja, de estructura mixta con el fuselaje de armazón de tubos de acero recubierta de tela y alas de madera y tela. El tren de aterrizaje fijo, con patas independientes muy bien carenad as. Estaba propulsado por tres motores Alfa Romeo A.R. 125 RC 35 radiales de 9 cilindros, refrigerados por aire, de 680 CV cada uno, que movían hélices tripalas metálicas y proporcionaban al avión una velocidad máxima a 4.000 metros de 320 km/h. con autonomía de 2.000 km. El SM- 81 empleó también motores Piaggio y Gnome Rhone.
El armamento de que disponía el SM-81 era de seis ametralladoras de 77 mm., cuatro de las cuales montadas en afustes dobles en dos torretas giratorias, inmediatamente detrás de la carlinga de pilotaje, y otra ventral en el centro del fuselaje. Las otras dos ametralladoras, independientes, en sendas ventanillas laterales. En el interior del fuselaje —y dispuestas verticalmente— llevaba una carga de bombas de hasta 1200 kg. La tripulación era de seis hombres.
Uno de estos aparatos con acondicionamiento interior de transporte y armado con ametralladoras de 12,70 mm., llamado Tartaruga fue el asignado a Benito Mussolini.
Con los bombarderos SM-81, que fue recibiendo a partir de 1935, la Regia Aeronautica formó los Stormo 70,90, 130 y 150 basados en Italia seguidos más tarde por los 8°, 100, 110, 12°, 14° y 16° más el 30° de bombardeo marítimo.
Las primeras acciones bélicas de estos aviones, que estaban muy adelantados con respecto a los bombarderos en servicio en otros países, se desarrollaron en la guerra de Abisinia, donde varios aparatos SM-81 extraídos del 9º Stormo fueron enviados. Como en aquel Teatro de Operaciones no encontraron oposición aérea ni antiaérea, los SM-81 realizaron tanto misiones de bombardeo como de reconocimiento a baja y gran altura y de avituallamiento.
En 1936 los 14° y 15º  Stormo fueron destacados a Libia, donde se hallaban al empezar la SGM. Hasta 1939 los Savoia siguieron equipando a muchos Grupos de bombardeo, de tal manera que el 10 de septiembre de 1939 había en servicio en las filas de la Regia Aeronautica 304 bombarderos SM-81, repartidos en bases del Egeo, Albania, Africa del Norte y Africa Oriental. Pero a pesar de esa actividad, donde más se distinguieron fue en la guerra de España, donde su participación fue importante.
LOS SM-81 EN ESPAÑA
El día 30 de julio de 1936, a las 4,30 de la mañana, salieron de la base de Elmas (Cagliari), en la isla de Cerdeña, al mando del coronel Rugiero Bonomi doce bombarderos Savoia SM-81 y se dirigieron en formación al aeródromo de Nador, en Melilla, para incorporarse a las fuerzas de Franco. Se trataba de la primera remesa de pilotos y aviones italianos y eran, además, los primeros bombarderos modernos que llegaban a España. Durante la travesía, muy difícil por el mal tiempo, se perdieron tres, de los que dos aterrizaron en Argelia y Marruecos, dominios franceses, lo que levantó una gran polvareda a nivel internacional.
La intención de los italianos era instruir rápidamente a tripulaciones españolas y entregarles los aviones, pero al comprobar Bonomi que había poquísimos pilotos en aquella zona del Protectorado, pues, los más bien escasos, estaban en Ceuta y Tetuán para atender al puente aéreo, decidieron alistarse en la 4” Bandera de la Legión, que tenía banderín de enganche en Melilla, haciendo de esta manera que el Tercio contase por primera vez con una unidad aérea.
La gasolina, las municiones y bombas llegaron el 4 de agosto a bordo del vapor Alice, siendo repostados y municionados inmediatamente y despegando en dirección a Tetuán, a excepción de dos que quedaron en Nador con pequeñas averías. Su primera acción de guerra fue el mismo día 4 al atacar dos Savoia a una nave enemiga que bombardeaba Larache, aunque sin acertarle. Al día siguiente participaron decisivamente en la protección del Convoy de la Victoria, que pasó a la península al Ejército de Africa. Posteriormente, la actuación de los Savoia está ligada al impetuoso avance nacional desde Sevilla hasta Madrid por Badajoz y Cáceres.
El primer contacto de los pilotos españoles con los SM- 81 tiene lugar a mediados de agosto cuando los capitanes Llorente, Ragosin y Paris inician en Sevilla un curso de adiestramiento con vuelos de doble mando, realizando su primera acción militar al mes siguiente sobre Ronda.
La entrega de estos aviones se hizo con extrema lentitud ante la falta de pilotos españoles, pues la mayoría volaba con los Junker y por ello la primera unidad española propiamente dicha, la Escuadrilla 1-E-21, no se formó hasta diciembre. En agosto de 1938 se crean los Grupos 13-G-21, 16- G-21 y 17G-21, que con un total de 22 Savoia SM-Sl entraron en combate sobre el Ebro en octubre y después en la Campaña de Cataluña, en diciembre y enero. Terminaron su actuación participando, desde bases en Mérida y Azuaga, en la ofensiva del mes de marzo por tierras del Sur. Al terminar la guerra, se reunieron en León un total de 43 Savoia Marchetti SM-81 de los 68 que llegaron a España.
Poderosamente armado y apto, además, para el bombardeo nocturno, el SM-81 era algo lento en vuelo y por ello casi siempre realizó incursiones más de orden táctico que estratégico, con protección de cazas. Se les conoció con el nombre de Pipistrello (Murciélago), divisa que llevaban los que operaban desde Baleares y en Italia les llamaron Zumaca (Perezoso). .
Características

Envergadura: 24,00 m; longitud: 17,80 m ;altura: 4,45 m; peso cargado: 11.016 kg.; velocidad máxima: 320 km/h; velocidad de crucero: 290 km/h; velocidad de aterrizaje: 85 km/h; autonomía: 2.000 km; techo: 7.000 m; tiempo de subida a 3.000 m: de 8 a 12 minutos.

(Texto y dibujos J. Abellán)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.