Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Soldado del 2º Regimiento de Husares de Calatrava

Bien entrado el año 1702, el rey don Felipe V se hallaba en su primera andanza guerrera por los dominios de Italia. El reino de España había quedado en manos de su augusta esposa Maria Luisa de Saboya y al buen recaudo de ilustres consejeros: el cardenal Portacarrero y la muy avispada princesa de los Ursinos.

La joven reina tuvo que enfrentarse a serios contratiempos como el saqueo de Cádiz en agosto por una escuadra anglo-holandesa mandada por el almirante Rooke. Después, la huida a Portugal del almirante de Castilla, arrastrando consigo toda una pléyade de nobles desafectos. En tal barahunda de sucesos llegó a la Corte, en el mes de octubre, procedente de Andalucía, un aristócrata adicto a la Casa de Borbón llamado don Baltasar de Moscoso y Montemayor, conde de las Torres. Venía con el sano propósito de crear un cuerpo montado a sus expensas, vista la necesidad de incrementar el por entonces menguado Ejército. No debió encontrar fácil acceso para ello, ya que el buen Conde quemó cuatro meses entre trámites y búsqueda de oficiales dando tiempo a que el Monarca, acusando el esfuerzo de las pasadas batallas de Lúzzara y Santa Vittoria, regresara a Madrid a mediados del mes de enero de 1703 enfermo. No obstante, el Rey atendió cumplidamente al Conde y éste salió de inmediato en compañía de sus oficiales para el Puerto de Santa Maria, lugar donde había de organizar la fuerza que auspiciaba. Es curioso recoger de la “Historia Orgánica de la Caballería Española” del conde de Clonard, el nacimiento oficial de la nueva unidad. Dice así: “El veedor don Manuel de Solórzono, contador provincial jubilado de la artillería de la costa de Andalucía— Certifico que por los papeles pertenecientes a la veeduría y contaduría que fue de la plaza de Cádiz (y de la Real Orden que está en mi poder) parece que el cuatro de mayo del año pasado de 1 703, se presentó en la ciudad de Puerto de Santa Maria don Baltasar (le Moscoso y este día se le formó asiento de coronel del regimiento (le Caballería que levantó a su costa en virtud de patente de S.M. (le 31 de enero del mismo año, refrendada del señor clon José Carrillo, secretario cíe guerra, parte de tierra a que dio cumplimiento el señor marqués de Villaclarias, capitán general que fue del mar océano, costa y ejército de Andalucia
Este regimiento Moscoso - así titulado en principio hasta que por el reglamento de 10 de febrero de 1718 adquirió el nombre fijo de Calatrava—, queda por reglamento provisión al de S.M. en 13 de abril de 1701 bajo el pie de los regimientos franceses, o sea: cuatro escuadrones de a cuatro compañías. La Plana Mayor compuesta de coronel, teniente coronel, sargento mayor, capellán, cirujano y porta-guión. Las compañías de capitán, teniente, corneta, mariscal de logis, trompeta, 5 caporales y 30 soldados. Pero con la fuerza de 500 caballos. Su estandarte era de damasco carmesí guarnecido por flecos y bordados en plata. Y como emblema la cruz de la Orden con cuatro Flores de Lis en cada una de las esquinas del paño.

Largo es el haber bélico del Calatrava y obligado sintetizarlo, por eso diremos que, al quedar organizado a principios de la Guerra de Sucesión pasa al Ejército del príncipe Tilly que opera por el centro de Portugal. Luego actúa con el mariscal Berwick por la misma zona, pero en mayor profundidad, y al cesar éste, ya en un periodo de calma, se integra en el del príncipe de Tessé. Al iniciarse la guerra civil, y vuelto otra vez Berwick, lucha en Almansa. En 1710, ahora con el duque de la Vendóme, participa en las decisivas batallas de Brihuega y Villaviciosa. Termina esta guerra en 1714, y cinco años más tarde acude a los Pirineos Orientales donde tropas francesas al mando del que ya fuera su jefe, el ya citado Berwick, han penetrado en Cataluña. La campaña es corta y finaliza con la expulsión de los invasores. En 1727, con el Ejército de su fundador, el conde las Torres, participa en el segundo sitio borbónico de Gibraltar. Acabado éste, en 1741, con motivo de la Guerra de Sucesión de Austria, el Calatrava, agregado a las fuerzas del conde de Montemar, quien luego sería sustituido por el general Gagés, marcha a Italia. Allí se bate bravamente contra los austriacos y aún lo haría contra sardos y los piamonteses durante los siete años que duró la guerra. El final fue victorioso con la posesión de los ducados de Parma y Plasencia para el infante don Felipe. En los años 1779-83 nuevo bloqueo de Gibraltar, y diez años más tarde le vemos en el Rosellón con el general Ricardos. Estalla en 1808 la Guerra de la Independencia y el arriscado Calatrava entra de nuevo en liza contra los invasores franceses por todos los confines de España: Bailén, Talavera, Arapiles, Vitoria…

Terminada la guerra engrosan sus filas los húsares de Navarra cuyo jefe fue el guerrillero Mina— y los cazadores de Ubrique. Luego llegan tiempos borrascosos para España: Fernando VII, rey absoluto, trienio liberal, disolución y reforma del Ejército... En 1824, el Calatrava queda en 4° provisional de caballería. En 1826, lo encontramos como regimiento de caballería de Cataluña. En 1842, de Almansa. Y en 1844 vuelve a ser Calatrava. Siendo 40 de Cataluña, y estado en aquella región, interviene en la primera guerra carlista. Era en 1838, ya próximo al convenio de Vergara. Calatrava se batía por sierra Botja, entre Maella y Villalba de los Arcos. El terreno era escarpado y fuerzas contrarias le cerraban el paso. No había más solución que atacar o caer al precipicio. El comandante don José de Foxá ordena cargar, y tal fue el ímpetu del Calatrava, que arrolló totalmente a las tropas carlistas. El mismo general Cabrera, admirado, no pudo por menos que exclamar: “Si yo tuviera soldados como éstos, pronto seria dueño de Madrid
Muchas renovaciones hubo en la caballería y en lo que afecta al Calatrava fueron los siguientes: en 1703, Moscoso; 1718, 8° de Caballería; 1741, 15° de Caballería: 1763, 10° de Caballería; 1824, 4° provisional; 1826, 7° de Ligeros; 1828,6° de Ligeros; 1841, 11º de Caballería; 1844, 10° de Lanceros: 1847, 11º de Lanceros; 1849, de Lanceros: 1851, 11° de Lanceros: 1859,2º de Húsares.
Pasados los años, tal vez en el período crítico de 1868, el Calatrava se transformó en un simple y oscuro cuerpo de carabineros. Hoy día el Regimiento de Caballería Calatrava nº 2 constituye la Unidad de Instrucción de la Academia de Caballería. .

Texto y dibujo de Miguel Montaner


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.