Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Messerschmitt Bf-109 “Zacuto”

En 1934, la Oficina Técnica de la que sería más tarde la Luftwaffe, publicó unas especificaciones técnicas para el proyecto, desarrollo y construcción de un avión monoplaza de caza con el que dotar a la naciente Fuerza Aérea alemana. Los contratos se adjudicaron a los constructores aeronáuticos Arado, Focke Wulf, Heinkel y Bayerische Flugz eugwerke A. G. (BDW).

La Oficina de Estudios y Proyectos de esta última sociedad, bajo la dirección del joven Willy Messerschmitt, trabajó durante todo el resto del año en el nuevo proyecto para el que tomaron como base el avión de turismo cuadriplaza Bf-108 Taifun. Con el nuevo año se inició la construcción del Bf-109 V-1 (de Versuchmaschine-1 = prototipo), que voló por primera vez en septiembre de dicho año con el piloto Knótsch a los mandos.
Un mes más tarde, el avión fue llevado a Rechlin para someterlo a la gran prueba decisoria final, en competencia con los prototipos de las firmas rivales. En ella, los Focke Wulf y Arado fueron eliminados rápidamente, quedando el He 112 y el Bf-109 V-1, ante cuya similitud de prestaciones, la Oficina Técnica de la Luftwaffe se reservó la decisión final para más adelante, encargando a cada fabricante un lote de diez aviones de cada modelo presentado.
Pero mientras que en Heinkel se entretenían en numerosas modificaciones y prototipos, Messerschmitt, después de reforzar algunos elementos y mejorar aspectos del avión, entregó rápidamente los diez ejemplares solicitados, convirtiéndose así en el virtual triunfador de la competición, con lo que el Bf-109 pasó a ser la espina dorsal de la caza alemana.
En diciembre de 1936, encuadrados en la Legión Cóndor, llegaron a España los tres primeros Bf-109, concretamente los prototipos V-3, V-4 y V-5 (aunque hay autores que citan a los V-4, V-5 y V-6) que formaron la unidad experimental VB/88 para pruebas reales de combate.
Poco después hicieron acto de presencia los aparatos de serie de la variante B-1, que con el número de código 6 se englobaron en la unidad 2/J88, seguida por la 1/J88, desde el 6-1 al 6-90. Estos numerales identifican a todos los bipalos B-1, C-1 y D-1 que actuaron en España.
Indudablemente, fue el mejor de los cazas que intervinieron en la guerra de España, lo que, junto a la adopción de la táctica de dobles parejas, extendida más tarde a todos los cazadores alemanes, y una utilización más racional e inteligente le llevaría a ser el dueño absoluto de los cielos españoles en los que combatió.
Cuando, al fin de la guerra, la Legión Cóndor fue repatriada, dejó en España todos los cazas Me-109, que pasaron a formar parte de los Regimientos de Caza del nuevo Ejército del Aire español, que los mantuvo en servicio, en las versiones originales, hasta 1954, y en las realizadas en España, hasta 1966.
El dibujo representa un Messerschmitt Bf-109B-1 de la 2/J88 de la Legión Cóndor..


Texto y dibujos de Juan Abellán

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.