Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Carro de combate ligero Panzerkampfwagen I. El Panzer en el Ejército español

Cuando en 1932 el Gobierno alemán decidió incrementar y rearmar a su Ejército, una de las principales medidas fue la de adquirir un vehículo blindado ligero, barato y sencillo de construir y que pudiera ser utilizado para entrenamiento de las tripulaciones.

Cinco compañías (Krupp, M.A.N., Henschel, Daimlerbenz, Rheinmetall) concurrieron a un requerimiento emitido por el Departamento de Armamento del Ejército alemán. Los prototipos fueron sometidos a exhaustivas pruebas y finalmente fue elegido el prototipo LKA-1, del diseño Krupp en cuanto al chasis y Daimler-Benz en cuanto a la superestructura. Para encubrir el uso real del vehículo el Departamento lo denominó Landwirtschaftlicher Schlepper (La S) (Tractor agrícola). Las primeras entregas de 150 ejemplares, que no tenían torreta y fueron empleados en la instrucción de conductores y adaptarían de las tropas a los medios mecanizados, fueron asignados a Henschel; la producción comenzó en julio de 1934 y el vehículo fue denominado Panzerkampfwagen I (Sdkfz 101) Ausf. A. En un principio estuvo provisto de un motor de gasolina Krupp M-305 de 57 Hp y cuatro cilindros. Sin embargo, se presentaron problemas con el motor y a partir del ejemplar 500 se le cambió el motor por otro Maybach de 100 Hp y
6 cilindros, lo que obligó a alargar el casco 40 cm. y la adición de una rueda más a cada lado. El nuevo modelo entró en producción en 1935 con la denominación de Panzerkampfwagen I(Sd Kfr 101)AUSFB.
Existían dos variantes más de las que sólo se construyeron sendos prototipos Ausf C y D en los que el peso pasaba de los 5.400 kg. de la versión A y 5.800 de la B, a los 8.000 de la C y 18.500 de la D.
Otra variante fue el carro de mando Kleiner Panzer Bef ehlswagen (SDK F2 265) obtenido por la transformación del chasis A USFB con una casamata armada de una ametralladora, equipada con dos radios, podía acomodar a 3 tripulantes.
Aparte de su actuación en la guerra civil de España, donde tuvieron su bautismo de fuego, los Panzer 1 tomaron parte en las campañas de Polonia, Noruega, Países Bajos, Francia, Africa y Rusia. En la campaña de Polonia, en septiembre de 1939, se utilizaron no menos de 1.445 Panzer A y B así como 96 SDKFZ 265, mientras que en la campaña de Francia, en mayo de 1940, sólo tomaron parte 523 PZKPFW 1. A finales de 1941 el PZKPFW I estaba ya obsoleto. Una vez retirado del servicio de primera línea su chasis fue reconvertido para otras tareas y dio lugar a numerosas variantes: Una de las primeras fue el Munitions Schelepper utilizado para transportar munición y otras cargas a primera línea. Otra fue el Laungseeger 1 o carro de demolición, para los batallones de ingenieros acorazados. Cincuenta y ocho ejemplares de la versión B fueron convertidos en cazacarros, montándoles en casamata cañón contracarros checo de 47 mm. PAK. L/43 que recibieron la denominación Pzjager 1. Alrededor de 40 más servirían para convertir en autopropulsado, el cañón de infantería de 150 mm. SIC 33.
El 12 de octubre de 1936 llegan a Cáceres la primera partida de carros alemanes. Se trataba de 32 Panzer Ausf A con los que se forman las dos primeras compañías adscritas al R. 1. Argel núm. 27. El 15 de diciembre se crea en Cubas (Madrid) una tercera compañía. Nuevos envíos permiten cubrir bajas y crear en agosto de 1937 la 4ª Cia. de Negrillos, nombre que se le aplicó en España al Panzer 1 por estar pintados en gris oscuro. Para mantener este nivel e ir reponiendo las bajas, Alemania suministró centenar y medio, aproximadamente de los modelos Ausf A y Ausf B así como de la versión de mando. Durante el conflicto se perdieron alrededor de ochenta carros.
Los Negrillos estaban armados con la ametralladora Dreyse MG-13 de 7,92. Los dos primeros modelos mencionados contaban con dos de estas armas emplazadas en una torreta giratoria, mientras que la versión de mando dispondría de una sola MG-13 en casamata a la derecha del conductor. Tras la experiencia obtenida en los encuentros entre los Negrillos y los carros rusos armados con cañón, en los que quedó patente la ineficacia de las ametralladoras contra los blindajes de los T-26 B, se optó por cambiar en algunos PZ.Kpfw 1 su armamento original por una ametralladora Breda Md 1.0 35 de 20 mm. Para que a los Negrillos se les pudiese instalar esta ametralladora hubo de dotarles de una torre mucho más alta que la normal.

 


(Texto y lámina: Carlos FRESNO)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.