Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tras el lanzamiento fallido del misil Bulavá en septiembre, que aún se investiga, Rusia cancela nuevos disparos en 2013

(defensa.com) La ausencia de equipos de telemetría en el misil naval ruso de largo alcance Bulavá disparado el  6 de septiembre desde el submarino “Alexandr Nevski” en el mar Blanco,  que salió del lanzador sin ningún percance pero que a los dos minutos en vez de seguir la trayectoria prevista hacia un polígono de Kamchatka cayó en el agua debido a un fallo del sistema de a bordo, retrasará la investigación del incidente y aplazará la serie de lanzamientos, de la que depende la entrada en servicio de, al menos, dos submarinos nucleares estratégicos, el “Alexandr Nevski” y  el “Vladímir Monomaj”, del proyecto 955 Boréi, según informa la agencia rusa RIA Novosti. No habrá así, como estaba previsto inicialmente, nuevos lanzamiento en 2013. Ambos  submarinos, cuya arma principal será el Bulavá, estaban siendo sometidos a pruebas de homologación, pero el Ministerio de Defensa ruso ha  ordenado suspenderlas y efectuar otros cinco lanzamientos del Bulavá para confirmar sus características.

Según una  fuente del departamento militar citada por el diario Kommersant,  “la comisión investigadora tropezará con dificultades porque el misil no llevaba equipos de telemetría. No eran obligatorios porque se estaban testando los sistemas del submarino, no del Bulavá”. Un portavoz de los astilleros Sevmash destacó por su parte que “el sistema de lanzamiento del submarino” Alexandr Nevski” funcionó conforme al reglamento.

El conjunto de misiles Bulavá será devuelto a la compañía fabricante para su revisión, que se llevará a cabo en la fábrica de Vótkinsk, Udmurtia, que produce estos misiles y los complejos de misiles estratégicos Topol-M.

El  3M30 Bulavá-30, según su denominación completa,  RSM-56 según los tratados internacionales y SS-NX-30 en la clasificación de la OTAN, tiene un alcance superior a 8.000 kilómetros y puede contener hasta ocho ojivas nucleares guiadas individualmente que, una vez separadas de la segunda etapa del cohete, vuelan a velocidades supersónicas.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.