Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia anuncia la entrega del buque “Vladivostok” el 14 de noviembre, en tanto Francia ni confirma ni desmiente

(defensa.com) La agencia de noticias Reuters recogía  29 de octubre una información de la agencia rusa RIA Novosti según la cual el viceprimer ministro ruso, Dmitry Rogozin, habría anunciado que el astillero francés DCNS le había invitado al acto de entrega del portahelicópteros “Vladivostok” el próximo 14 de noviembre. Según la información, coincidiendo con el acto de entrega del primer portahelicópteros en el astillero de Saint Nazaire, se procedería a poner a flote el segundo buque, el “Sebastopol”. Rogozin anunciaba además que todo iba según lo planeado en términos de cumplimiento del contrato y lo hacía a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.

Las respuestas por parte francesa no se han hecho esperar, pero como en anteriores ocasiones, no confirman ni desmienten categóricamente la noticia procedente del lado ruso. El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, afirmó este martes en la jornada inaugural de Euronaval en Paris que la entrega del buque no se decidiría hasta noviembre y que no haría ninguna previsión acerca de la decisión del presidente Hollande al respecto.

Por su parte, el astillero DCNS ha emitido este jueves una nota de prensa que responde precisamente a la noticia de Reuters y afirma que “DCNS está aún a la espera de recibir la autorización de exportación necesaria por parte del Gobierno francés, por lo que no se encuentra en condiciones de indicar una fecha para la entrega del buque en su etapa actual”. Destacable al menos es que la nota se refiere a la fecha de entrega y no a la posibilidad de que esta tenga o no lugar. Recordemos que el gobierno francés posee el 65 % del accionariado de este astillero, por lo que no parece probable que este tome ninguna medida en contra de la decisión oficial.

En cada noticia que viene de Rusia se vuelve a recordar la importancia del cumplimiento del contrato (valorado en 1.200 millones de euros) si Francia quiere mantener su credibilidad como exportador de material militar y mantener el sector industrial militar en su país, que da trabajo al menos a 1.000 empleados.

Mientras tanto, la empresa rusa Almaz ha anunciado que trabaja en la construcción de aerodeslizadores para equipar los portahelicópteros Mistral. Se trata de un diseño similar al hovercraft de la clase “Tsaplya” (Proyecto 1206.2 o Murena), con un desplazamiento de 150 toneladas, 30 metros de eslora y 14,5 metros de manga, ligeramente mayores que los catamaranes de desembarco EDA-R que emplean los Mistral franceses pero que según Almaz, serían compatibles con el dique inundable del “Vladivostok” y  del “Sebastopol”.

Como han reconocido directivos de la empresa, la construcción está a la espera de que se inicie la fabricación en la empresa rusa Saturn de las turbinas de gas con que irán equipados los hovercraft y que anteriormente eran suministradas por empresas ucranianas. Los Mistral franceses fueron diseñados para poder operar con lanchas de desembarco convencionales y con los hovercraft de diseño estadounidense LCAC, aunque en Francia se emplean los catamaranes de desembarco EDA-R (Engin de Débarquement Amphibie Rapide) por los que se interesó Rusia en 2012. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.