Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rheinmetall Defence y KBR presentan una oferta conjunta para quedarse con la empresa pública británica Defence Support Group (DSG)

(defensa.com) A nadie escapa que el atractivo de DSG ha aumentado desde que fue elegida por el Ministerio de Defensa británico para el ensamblaje en Reino Unido del grueso de los vehículos blindados Scout SV recientemente adjudicados a General Dynamics UK por nada menos que 4.400 millones de euros.

La empresa alemana Rheinmetall Defence y la británica KBR han formalizado una joint venture para concurrir al proceso de venta de la empresa pública británica Defence Support Group (DSG), propiedad del Ministerio de Defensa británico y que proporciona mantenimiento a los vehículos del Ejército británico y a sus armas, con una facturación anual que ronda los 300 millones de dólares. La joint venture quiere presentarse como una suma de la experiencia y conocimientos técnicos en el sector de vehículos terrestres de Rheinmetall con la capacidad logística y de gestión de proyectos de KBR.

DSG se ha convertido en un centro de excelencia en ingeniería militar y elemento clave en la cadena logística del Ejército de Tierra británico, ofreciendo su capacidad de reparación y mantenimiento de vehículos y armas incluso durante operaciones en el exterior. KBR se encargó, por ejemplo, de construir y operar las instalaciones de DSG en la base afgana de Camp Bastion.

El gobierno británico anunció su intención de vender DSG y otros activos del Ministerio de Defensa como parte de su revisión estratégica de seguridad y defensa de 2010, medida con la que pretenden ahorrar 300 millones de libras anualmente. En marzo de este año había nueve empresas candidatas para adquirir DSG entre las que estaban Dyncorp International, General Dynamics, KBR con Rheinmetall, Northrop Grumman, Babcock International o Carillion alidada con Caterpillar y Uniparts. La presencia de algunas de las mayores empresas de defensa en esta licitación dejaba entrever el interés por adquirir esta empresa.

En declaraciones recientes, recogidas por defensa.com, el parlamentario y subsecretario de Estado y Ministro de Equipamiento de Defensa, Apoyo y Tecnología, Philip Dunne Dunne, anunció que DSG no sería necesariamente el responsable final del ensamblaje de los vehículos blindados, abriendo la posibilidad de que participen otras empresas. Mientras tanto las plantas españolas del grupo General Dynamics Santa Bárbara Sistemas esperan se confirme la carga de trabajo que recibirán por su participación en este gran programa. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.