Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Israel Military Industries (IMI) aprueba un proyecto de privatización que podría tener un coste inicial para las arcas públicas israelíes de unos 1.000 millones de dólares

(defensa.com) La dirección de Israel Military Industries (IMI) ha aprobado un borrador de proyecto de privatización para asegurar su viabilidad a corto y medio plazo a través de un severo plan de prejubilaciones y de venta de propiedades inmobiliarias. Además, el estado se haría cargo íntegramente de la deuda de la compañía, que podría rondar los 712 millones de dólares y de las 950 prejubilaciones aprobadas en primer lugar, lo que podría alcanzar un coste cercano a los 1.000 millones de dólares.
La directiva de la compañía aprobó el pasado lunes la puesta en marcha de un plan de reestructuración que se presentará al primer ministro Netanyahu y a los ministros de Finanzas y Defensa. A través de este borrador, que se pondrá encima de la mesa el 15 de octubre, se optará, en primer lugar, por la baja de unos 950 trabajadores a través de prejubilaciones, cifra que en estos momentos supone un tercio del total de su fuerza laboral (ronda los 3.000 empleados). Como segundo paso entraría en escena la venta de parte del patrimonio inmobiliario que posee la compañía y que según las más altas estimaciones podría tener un valor de 5.700 millones de dólares. El objetivo final sería la puesta en marcha de un nuevo IMI totalmente remodelado y saneado en el sur de Israel.

La idea que tiene la dirección del IMI es que una vez quede solventada la deuda y lascantidades destinadas a las prejubilaciones, Israel abra el mercado el nuevo IMI con el objetivo de captar nuevos inversores privados a un precio de unos 600 millones de dólares.

En el caso de que se confirmase otro millar de despidos, la cifra adicional que vislumbran medios de comunicación israelíes, sumando el coste de las indemnizaciones de los despidos y pago de prejubilaciones (con sus respectivas indemnizaciones) podría hacer escalar los costes de personal hasta los 570 millones de dólares, con lo que la suma total, añadida al pago de la deuda y el traslado de la empresa al sur de Israel estaría rondando los 1.300 millones de dólares.

Este proyecto supone un nuevo intento de enderezar los continuos problemas financieros que ha presentado Israel Military Industries, y que hace unos años ya intentó una fusión con Rafael Advanced Systems. Este proyecto surge en medio de un contexto de recortes presupuestarios en todos los ámbitos, y que en Defensa han ascendido a 840 millones de euros durante el curso 2013-2014.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.