Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Fuerza Aérea de Israel recibe la segunda y mejorada batería del Iron Dome

La Fuerza Aérea de Israel ha evaluado la segunda batería de reserva del sistema Iron Dome de defensa contra misiles y amenazas de corto alcance.

Es la primera que incorpora las mejoras denominadas Block 2, que se basan sobre todo en mejoras de software que serán aplicadas al resto de equipos en servicio a partir de mayo del año que viene. La primera batería del sistema Iron Dome fue desplegada el año pasado en el marco de la operación Margen Protector (Protective Edge) durante las que se interceptaron 700 proyectiles lanzados desde la franja de Gaza a Israel.

Aunque las mejoras de la versión Block 2 no son abiertamente descritas, se basan en una mayor capacidad de detección de amenazas de diversos tipos para que pueda seguir adaptándose a nuevos proyectiles. El fabricante reconoce que el sistema fue desarrollado rápidamente por lo que había áreas en las que las mejoras eran posibles, incorporando mejoras de tipo software. El Iron Dome es un sistema de defensa antiaérea de concepción doble ya que por un lado es un sistema de los denominados C-RAM (Counter Rocket, Artillery and Mortar) diseñado para destruir cohetes, proyectiles de artillería y morteros, pero además es un sistema de defensa aérea de muy corto alcance contra aeronaves (Very Short Range Air Defense o VSHORAD).

La empresa israelí Rafael lo desarrolló en un tiempo record para hacer frente al lanzamiento indiscriminado de cohetes y proyectiles de diversos tipos sobre zonas pobladas de Israel. Tiene un alcance de 70 kilómetros en modo C-RAM y de 10 en modo VSHORAD. Forma el nivel inferior del sistema de defensa aérea multicapa diseñado por el Ministerio de Defensa de Israel y es operado por su Fuerza Aérea desde 2011. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Sistema Iron Dome (IMOD)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.