Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Detegasa, Tecnologías para el tratamiento de aguas residuales en buques militares

El cambio de actitud respecto a la importancia de mantener el medio ambiente tiene un claro reflejo en las políticas, cada vez más restrictivas, que luchan por la aplicación de las tecnologías más recientes para los equipos de tratamiento de residuos a bordo.

ADRIÁN CALPENA

La empresa española Detegasa acumula más de 40 años de experiencia suministrando sistemas de gestión medioambiental, tanto a nivel civil, con

presencia en más de 40 países, como a las principales Armadas de todo el mundo, entre ellas las de España, Reino Unido, Noruega, Australia o Rusia. Se ha especializado en el desarrollo de equipos para el tratamiento de los residuos generados en buques y desarrollado un sistema de gestión integral, cuyo objetivo es la reducción de los volúmenes de almacenamiento a bordo, bajo el cumplimiento de las normativas internacionales.

A este respecto, la entrada en vigor de la Resolución IMO MEPC 159 (55) en enero de 2010 puso de manifiesto la necesidad de recurrir a las tecnologías

más avanzadas de tratamiento de aguas residuales para cumplir con la nueva normativa. Los buques deben disponer a bordo de equipos específicos, adaptados a la legislación vigente, con el fin de garantizar una actividad continua y evitar problemas para su entrada a puertos.

Entre los fabricantes a nivel mundial que han desarrollado sistemas capaces de cumplir con los estándares de efluentes nuevos se encuentra Detegasa.

Gracias a su constante actividad en I+D, hoy es capaz de ofrecer una solución completa de plantas Delta para el tratamiento de aguas residuales. La

experiencia desarrollada a lo largo de los años por esta compañía le permite proporcionar soluciones específicas a cada proyecto.

 

Última generación en procesos de tratamiento de aguas

Así, fabrica plantas de tratamiento basadas en diferentes tecnologías, desde procesos biológicos convencionales de fangos activos, hasta compactos

biorreactores de membrana (MBR) y procesos físico-químicos para proyectos con requerimientos especiales, como los exigidos en buques de guerra. La selección de uno u otro tipo dependerá de los requisitos específicos de cada proyecto, siendo todas ellas adaptables a la recolección de aguas por gravedad o por vacío.

Las plantas biológicas de fangos activos son sistemas convencionales de tipo aeróbico, diseñados bajo criterios de requisitos de mantenimiento y volumen mínimos y funcionamiento totalmente automático. Los MBR son, por su parte, una opción muy eficaz cuando se trata de asegurar una óptima calidad del efluente, en el mínimo espacio. Son procesos de depuración biológica, donde se sustituyen la decantación y desinfección por un proceso de filtración mediante membranas. Este filtro físico garantiza una excelente calidad del efluente, incluso bajo condiciones muy desfavorables, las hace menos sensibles a variaciones de carga y permite mantener elevadas concentraciones de biomasa en el reactor biológico, lo que hace posible utilizar reducidos volúmenes. Además, disminuye en gran medida la producción de fangos en exceso y, por tanto, las necesidades de purgado.

El uso de sistemas MBR permite el tratamiento de elevados caudales de agua residual en volúmenes muy inferiores a los necesarios para plantas con el diseño basado en el sistema convencional de fangos activados. Esto es especialmente interesante en el caso de tripulaciones elevadas, donde un

proceso convencional supondría un equipo de grandes dimensiones. La tecnología físico-química es la menos sensible a la introducción de compuestos

químicos y otros elementos extraños al proceso, además de ser la más estable frente a variaciones importantes de tripulación y la más compacta. Estas características la hacen muy adecuada para su aplicación en proyectos militares.

La capacidad de embarque de personal, los cambios en las tripulaciones, los períodos más prolongados en puerto y las severas limitaciones de espacio hacen aconsejable, en muchos casos, este tipo de plantas. Con el objeto de proveer sistemas para la gestión de la totalidad de los residuos generados, pueden integrarse con otros (incinerador, separador de sentinas, tratamiento de comidas…) de modo similar al instalado en los buques más modernos de las armadas española y australiana, permitiendo la eliminación casi completa de los distintos residuos generados y sus productos secundarios y contribuyendo a la preservación del medio ambiente, además de suponer unimportante ahorro en espacio y costes de gestión posterior de los mismos.

·Planta de tratamiento de aguas residuales de tipo biorreactor de membranas “Delta”.

·Planta de tratamiento de aguas residuales de tipo físico-químico.

·Planta de tipo biológico convencional “Delta”.

 

 

 

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.