Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Alemania se replantea sus exportaciones militares a Arabia Saudí, mercado estratégico para la industria de defensa mundial

El cuestionamiento de la exportación de material militar alemán a Arabia Saudí es recurrente en los últimos años, sometido a los vaivenes que ponen en el punto de mira el proceder de este país de Oriente Medio. La reciente ejecución de cuarenta y siete personas en Arabia Saudí (incluyendo el clérigo chií Nimr al-Nimr que ha desatado la crisis con Irán), hará reconsiderar de nuevo las exportaciones militares de Alemania a este país. Así  lo ha afirmado el vicecanciller y ministro de economía y energía Sigmar Gabriel.

Oriente Medio ha visto incrementar sus presupuestos de Defensa de manera notable en los últimos lustros, así, entre 2004 y 2013 la inversión en material militar crecía en un 56 %, convirtiéndose en una región clave para las actividades comerciales de las empresas de defensa, y no sólo alemanas, pues es hoy, ciertamente, un mercado de enorme interés para toda la industria del sector occidental.

Durante el año pasado nos hicimos eco en varias ocasiones de que la situación política de Arabia Saudí condujo a Berlín a anunciar la cancelación o congelación de varios programas de exportaciones. Uno  de ellos la venta de fusiles de asalto G-36 de Heckler und Koch, aunque otro material militar de carácter “defensivo” no se habría visto afectado. Actualmente Alemania es el cuarto exportador de equipo militar a nivel mundial, con unas exportaciones acumuladas durante el primer semestre de 2016 de 4.000 millones de dólares. De esa partida, 192 millones corresponden a exportaciones realizadas a Arabia Saudí, incluyendo vehículos aéreos no tripulados, componentes de vehículos blindados, aviones de reabastecimiento y componentes de aeronaves.

Uno de los contratos que lleva tramitándose desde hace años entre Alemania y Arabia Saudí es la venta de patrulleros, que se habría materializado por ahora con la venta de 15 unidades. En febrero del año pasado dicho programa estaba valorado en 1.400 millones de euros y suponía la entrega de cien buques. El pasado mes de abril se canceló un programa de exportación de 800 carros de combate Leopard para Arabia Saudí cuyo importe alcanzaba los 18.000 millones de euros. En mayo el gobierno alemán anunció, precisamente a través de Sigmar Gabriel, su intención de modificar los requisitos de exportación militar para imponer medidas más restrictivas sobre todo a países que tengan cierto grado de inestabilidad política. Entonces Gabriel explicó a un diario alemán que el gobierno llevaría a cabo una nueva política más cautelosa, destacando controles más restrictivos. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Carro Leopard 2 ofrecido a Arabia Saudí

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.