Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Airbus instalará una manguera más larga en el A400M para reabastecer helicópteros

El problema que presenta el avión A400M actualmente para reabastecer helicópteros podría verse solventado con la instalación de una manguera más larga que aleje más aún el avión del helicóptero y reduzca el efecto de las turbulencias. Así lo ha afirmado el director de Operaciones de Airbus Defense and Space Military Aircraft Miguel Ángel Morell en un reciente encuentro con periodistas especializados que ha tenido lugar en Múnich. Según Morell se han realizado pruebas en túnel de viento junto al organismo de investigación francés Onera.

Recordemos que en las pruebas que la empresa realizó con un helicóptero H225 de Airbus Helicopters se detectaron turbulencias en la parte posterior del A400M que provocaban stress aerodinámico a las palas del helicóptero lo que afectaba a la seguridad de la operación de reabastecimiento. Recordemos que de los cuatro motores la mitad de una la gira en un sentido y la otra mitad en el otro para aumentar la estabilidad.

Actualmente se emplea una manguera de 80 pies (24,4 m.) en los sistemas de reabastecimiento 908E WDE (Wing Dispense Equipment) suministrados por el fabricante Cobham. La solución podría pasar por instalar una manguera de mayor longitud, concretamente de 120 pies (36,6 m.). Recordemos que esta solución ya fue planteada en noviembre del año pasado por Fernando Alonso, director general de Airbus Group en España y máximo responsable de los programas de Military Aircraft. Entonces Alonso afirmó que se estudiaba la instalación de mangueras de 120 o incluso 150 pies para alejar el efecto de la turbulencia.

Sin embargo esto presenta un problema y es que la manguera debe enrollarse dentro del pod subalar, por lo que una manguera de mayor longitud ocupará más espacio. Por ello se estudia una manguera de menor diámetro que enrollada ocupe el mismo que la original. El efecto de esta reducción de diámetro sería que el caudal de combustible se reduce, por lo que si no se puede instalar una bomba de mayor potencia, las maniobras de reabastecimiento en vuelo tomarán más tiempo, algo importante al tratarse de una operación peligrosa.

Consultando la información de Cobham se puede comprobar que los pods 908E ofrecen un caudal de hasta 400 galones (1500 litros) por minuto, instalación que funciona a una presión de 50 psig (libras de fuerza por pulgada cuadrada). En el A400 se contempló la instalación de un tercer punto de reabastecimiento en el interior del fuselaje, el denominado 808E HDU (Hose Drum Unit), que utiliza una manguera también de 80 pies, pero ofrece un caudal mayor, concretamente 600 galones (2250) por minuto, a la misma presión.

Las pruebas en túnel de viento determinarán los efectos aerodinámicos de emplear una manguera de mayor longitud, cuya oscilación sería también mayor, lo que dificultará a priori la tarea de reabastecimiento para el helicóptero y el operador del sistema dentro del A400M, sobre todo durante la fase inicial de acople de la manguera al helicóptero.

Recordemos que en febrero del año pasado se conoció el problema del reabastecimiento en vuelo a helicópteros y el del lanzamiento de paracaidistas por las puertas laterales. Fue durante la presentación de resultados de la Direction Générale de l’Armament (DGA) francesa cuando su director Laurent Collet-Billon dio a conocer estos dos problemas. La resolución de este problema es de gran importancia puesto que la capacidad para reabastecer helicópteros es una prestación que está incluida contractualmente y que debe cumplirse entre 2017 y 2018.

El A400M como avión de reabastecimiento

El A400M fue concebido desde el principio con una misión secundaria de reabastecimiento aéreo y dadas las características de sus motores y prestaciones, puede hacerlo tanto con helicópteros como a aviones. Mientras que las primeras operaciones requieren volar a 110 nudos y a altitudes de 5000 pies, las otras se realizan a 290 nudos y 25.000 pies de altitud. El diseño del avión y su planta motriz permiten un amplio margen de operación con lo que se puede reabastecer prácticamente a la mayoría de aeronaves tanto de ala fija como rotatoria.

El avión dispone de puntos de fijación en las alas, conducciones y demás sistemas que facilitan la modificación del avión para el rol de reabastecimiento. El A400M puede transportar 50,8 toneladas de combustible, capacidad que puede aumentarse con tanques de combustible adicionales en la bodega de carga. Además los pods de las alas se pueden instalar en dos horas, de esa manera se reduce la necesidad de disponer de aeronaves específicas para el rol de tanquero.

El A400M dispone de dos puntos en las alas para la fijación de contenedores que albergan sendos sistemas de manguera y cesta (hose and drogue) y puede recibir una unidad adicional (Fuselage Refuelling Unit o FRU) en el centro del fuselaje posterior. Además el A400M dispone de una sonda fija de reabastecimiento situada sobre la cabina que le permite a su vez recibir combustible de otras aeronaves de reabastecimiento o de otro A400M. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·A400M reabasteciendo helicópteros (Airbus DS)

·Un A400M repostando a dos F-18 del Ejército del Aire (Airbus DS)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.