Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Prefectura Naval argentina en el Continente Blanco

El guardacostas de salvamento de la Prefectura Naval Argentina SB-15 “Tango” ha llevado a cabo una campaña de prevención de la contaminación en el Océano Atlántico Sur,  permaneciendo varios días en la Base “Carlini” de la Antártida. Asimismo, el navegó hasta la Base “Brown” con escala en la base “Decepción”, donde fondeo por varias jornadas. Con 43 tripulantes a bordo, la embarcación zarpó desde el puerto de Buenos Aires navegando las 200 millas por la Zona Económica Exclusiva (ZEE), hasta llegar al puerto de Ushuaia (Tierra del Fuego), desde donde  zarpó con destino final  a la Península Antártica. El objeto de esta travesía, es patrullar el mar argentino y al mismo tiempo, realizar tareas de reconocimiento y aptitud para establecer el comportamiento del barco y su capacidad de navegación en aguas polares y el sector antártico. De esta manera, se da cumplimiento a los lineamientos dispuestos por el Ministerio de Seguridad de la Nación Argentina, actualmente conducida por la Ministra Nilda Garré.


Está equipado con elementos para la lucha contra incendios y contra la contaminación en las aguas. Posee instalada una cámara hiperbárica fija y una segunda cámara alternativa, que se emplean para la descompresión del buzo y para el tratamiento de eventuales enfermedades producidas por los diferentes cambios de presión. Cuenta con tres hélices (dos a popa y una a proa), dos timones y un calado de tres metros.  Además, tiene una estructura fija de popa, y un sistema de aparejos y roldanas que le permiten efectuar maniobras de izado de hasta 15 toneladas. Posee un guinche para remolque de buques con capacidad de 22 toneladas de tiro y una grúa hidráulica telescópica con 13 metros de alcance de maniobra.
Otros elementos que lo conforman son un sistema integrado de comunicaciones en frecuencias VHF, HF y Télex, dos sistemas de comunicaciones vía satélite para telefonía, dos radares de navegación y búsqueda en superficie integrados con sistema de navegación, tres embarcaciones auxiliares de trabajo, dos salas de bombas para la lucha contra incendios y quipos para la dispersión y recolección de derrames contaminantes.

Antecedentes
El guardacostas fue construido en Estados Unidos en 1969, como embarcación multipropósito de investigación y de abastecimiento. Mide 50,29 metros de eslora (largo), y 10,67 metros de manga (ancho) y fue adquirido por la Prefectura en 2005. En 1995 fue adquirido por la empresa Nate Navegación y Tecnología S.A., inscripto a la matrícula nacional con el nombre de “Tango”, y posteriormente contratado por la empresa petrolera PAN AMERICAN para operar en la zona de Río Grande (Tierra del Fuego).
Estuvo destinado a realizar tareas de asistencia en el amarre y en la conexión de mangueras de los buques tanques que cargaban crudo en las terminales marítimas instaladas en la bahía de San Sebastián, y de suministro a plataformas de exploración y explotación petrolera.Tomando conocimiento de la necesidad de contar con un buque con este tipo de prestaciones y versatilidad, en el 2005 el presidente de la Nate Navegación y Tecnología Marítima S.A., le vendió el buque al Estado Nacional – Prefectura Naval Argentina.
Desde entonces, la institución tomó posesión del buque y le asignó una tripulación transitoria para navegarlo desde el Puerto de Río Grande (Tierra del Fuego) hasta el Puerto de Caleta Paula (Santa Cruz), donde se le efectuaron las primeras tareas de reparaciones, tal como mantenimiento del casco y reparación de las dos líneas de ejes.En el 2006 el guardacostas fue conducido al puerto de Buenos Aires, donde continuaron las tareas de reparación y acondicionamiento y se dio inicio a una serie de obras más complejas.


Teniendo en cuenta el ámbito jurisdiccional marítimo en donde este buque ejercerá su servicio y misión específica, se le asignó la identificación como buque de salvamento PNA SB-15 “TANGO”, con dependencia orgánica del Servicio de Salvamento, Incendio y Protección Ambiental (SERSIPA) de la Prefectura Naval Argentina.
Ante la problemática situación de la Armada, en cuanto a operatividad y alistamiento, todo medio naval que sirva para la tarea de apoyo es bienvenido. La falta de un buque polar especifico, el que existía denominado ARA Bahía Paraíso”, naufrago en las gélidas aguas del sur antártico  años atrás y jamás sustituido, mas la eterna reparación del rompehielos ARAS Irizar”, que parece nunca concluir nos muestra una orfandad creciente en la política de defensa nacional y en este especifico caso potenciado por una caótica campaña antártica que tuvo percances de todo tipo.
La Prefectura Naval incursiona por vez primera en el lejano sector apelando a un pequeño buque y a la sapiencia  marinera de sus tripulantes, marcando también un fuerte simbolismo en lo político y estratégico para el campo interno. Esperamos fervientemente que la comentada adquisición de navíos, adecuados para la compleja misión de abastecer en tiempo y forma a las bases antárticas y que el titular de la cartera cástrense a mencionado en repetidas oportunidades para concretar llegue a buen puerto.  (Luis Piñeiro, corresponsal en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.