Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Guardia Civil española libera en Galicia en una operación antisecuestros a un empresario maderero y detiene a siete personas

(defensa.com) La Guardia Civil ha liberado a un empresario que se encontraba secuestrado en Lalín (Pontevedra), deteniendo a siete personas como presuntas autoras. El domingo 19 de enero, la familia del secuestrado denunció ante la Guardia Civil de Betanzos (A Coruña) el hecho, indicando que los captores pedían una gran cantidad de dinero para la liberación del empresario.

Unidades de investigación criminal de la Guardia Civil de A Coruña y el Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa desplazados desde Madrid, iniciaron una investigación contrarreloj para proceder a la liberación del secuestrado, logrando minimizar el riesgo para su vida y su integridad física. En menos de cinco días, se localizó una granja de grandes dimensiones  en el barrio de Xar del municipio de Lalín donde el secuestrado estaba retenido en   un habitáculo de dos metros por uno y condiciones infrahumanas.

A través de la investigación se ha sabido que el día 18 de este mes y mediante engaño, los secuestradores consiguieron llevar al empresario hasta un bosque alejado de la vivienda de la familia con la excusa de realizar un negocio de la madera.

Una vez en el lugar, le abordaron y por la fuerza lo introdujeron en el maletero de un vehículo, trasladándolo a un primer cobertizo en denigrantes condiciones, sufriendo unas temperaturas extremas por lo que fue trasladado a un anexo de la propia vivienda habitual de alguno de los secuestradores, donde le tuvieron encapuchado y amenazado durante todo el tiempo.

En la operación la Guardia Civil hasta el momento ha detenido a 7 personas de nacionalidad española y con edades próximas a los sesenta años, interviniéndoles una pistola. En el momento de la detención en la localidad de Melide (A Coruña) de dos de los secuestradores, estos intentaron darse a la fuga embistiendo a un vehículo de los agentes que intentaban interceptarles, siendo reducidos y detenidos en ese preciso instante.

Durante las negociaciones entre los secuestradores y la familia, ésta ha sufrido una gran tensión, ya que los secuestradores constantemente amenazaban con matar al secuestrado o con ocasionarle amputaciones graves.

El secuestro de este empresario se encuadra dentro de los denominados “secuestros extorsivos” en el que el secuestrado y su familia no conocen a los secuestradores. En este caso el secuestro se ha estado planeando desde hace más de tres meses, de acuerdo con los datos aparecidos en la investigación.

Los cabecillas de la organización, con amplios antecedentes policiales y penales, tenían episodios anteriores de extorsiones, por lo que han ido perfeccionando su modus operandi hasta llegar a dejar muy pocas pistas para que los investigadores pudieran relacionarles con el hecho delictivo y con el secuestrado.

Sin embargo, una minuciosa investigación permitió a la Guardia Civil obtener un fino hilo por el que se pudo construir la operación que ha llevado a la localización del secuestrado en un lugar de muy difícil acceso en una zona rural de Galicia, que unido a las contravigilancias  y grandes medidas de seguridad de los secuestradores,  dificultó en gran medida la resolución del secuestro.

Finalmente, a pesar de todas las dificultades, el secuestrado fue localizado en la tarde noche de ayer jueves, y liberado en un asalto por unidades especiales en la madrugada de hoy, justo cuando expiraba el plazo dado por los secuestradores que, por los primeros testimonios recogidos, tenían previsto el asesinato.

Desde un primer momento, la investigación ha sido llevada a cabo por la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, conjuntamente con el Equipo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO), equipo altamente cualificado que en las últimas semanas ha participado directamente en la liberación de dos empresarios españoles secuestrados en México por el procedimiento del denominado “secuestro exprés”, y de dos presuntos narcotraficantes que fueron secuestrados en Túnez por desacuerdos entre delincuentes en sus negocios turbios.

Esta operación de liberación, por la peligrosidad de los captores y la dificultad que ofrecía el lugar de custodia del empresario, ha sido llevada a cabo por la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil, los especialistas del Cuerpo en operaciones extremas como la liberación de rehenes en secuestros de aeronaves  o cárceles, y con gran experiencia y profesionalidad demostrada en la detención de innumerables comandos de ETA.

Ha sido necesario desplazar desde Madrid equipos técnicos que han contribuido al éxito de la operación donde también se ha contado con el apoyo de un helicóptero del Cuerpo. La operación está dirigida por un Juzgado de Instrucción de Betanzos (A Coruña) con el auxilio judicial del de Lalín (Pontevedra), continua abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.