Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno español tomará medidas para evitar que los presos de ETA puedan cobrar el subsidio de excarcelación

(defensa.com) El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para responder a una interpelación presentada por la diputada de UPyD, Rosa Díez, “sobre sobre los propósitos del Gobierno en relación a la percepción del subsidio de desempleo por parte de terroristas excarcelados que no han mostrado arrepentimiento ni colaboración con la Justicia”. Fernández Díaz ha anunciado que “el Gobierno tomará las medidas necesarias para evitar que aquellos que han pretendido dinamitar nuestra democracia socializando el terror, se beneficien precisamente del Estado del Bienestar que entre todos hemos construido”.

El ministro del Interior ha señalado que, para alcanzar este objetivo, es necesario lograr “el mayor consenso posible” y ha trasladado la total disposición del Gobierno para recibir todas las aportaciones de los grupos orientadas a este objetivo que es común: la derrota total del terrorismo.

Fernández Díaz ha insistido que “vamos a hacer todo lo legalmente posible para que ningún ex preso cobre indebidamente ayudas públicas”. En esta línea, ha anunciado que, en colaboración con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social “vamos a reconsiderar los requisitos objetivos y subjetivos que la Ley de Seguridad Social exige, en particular, para la percepción del subsidio de excarcelación”.

Asimismo ha señalado que el Gobierno estará vigilante en cuanto al cumplimiento de la responsabilidad civil por parte de los terroristas por las indemnizaciones a las que han sido condenados. En este sentido, el ministro ha subrayado que se va a estudiar la posibilidad legal de fijar, precisamente, como un requisito para la percepción de ayudas, la satisfacción de la responsabilidad civil para los delitos graves, como el de terrorismo.

El ministro del Interior ha vuelto a recordar, una vez más, la alarma social que ha provocado “la excarcelación reciente de dos asesinos, que no han dado ninguna muestra de arrepentimiento”. Fernández Díaz ha reconocido que es “descorazonador, a la vez que moral y éticamente repudiable, que el cumplimiento de largas condenas no haya conseguido en ellos un necesario examen de conciencia y un arrepentimiento del daño causado”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.