Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España traslada a Marruecos la necesidad de reforzar la colaboración entre ambos países ante la presión migratoria

(defensa.com) Reunido en París con su homólogo marroquí, Mohamed Hassad, para tratar el grave incidente ocurrido en la frontera de Marruecos con Ceuta, así como la presión migratoria sobre esta ciudad y Melilla, el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, ha propuesto a Marruecos la conveniencia de incrementar el número y de reforzar los Equipos Conjuntos de Investigación en materia de inmigración irregular.

Fernández Díaz ha trasladado a su homólogo que, pese a los éxitos obtenidos en la lucha contra inmigración irregular derivados de la colaboración que mantienen ambos países, aún existen dificultades que requieren de soluciones que pongan fin a las actividades de las redes de inmigración irregular y que alivien la presión que sufren Ceuta y Melilla y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tanto españolas como marroquíes.

Ante este escenario, España propone articular un mecanismo coordinado por el que se procedería a la inmediata devolución de quienes entren de forma violenta o flagrante en Ceuta y Melilla. El primer paso ya estaría dado a través del Acuerdo de Readmisión hispano-marroquí de 1992 actualmente en vigor.

El Comité Mixto, previsto en el artículo 11 del Acuerdo de Readmisión Bilateral firmado en 1992, y que entró en vigor en diciembre de 2012, se convocará a finales de marzo de este año en Tánger (Marruecos) en el marco de la excelente colaboración y de las decisiones adoptadas en el encuentro entre los dos ministros.  

Asimismo, Fernández Díaz ha propuesto a su homólogo marroquí la conveniencia de incrementar el número y reforzar los Equipos Conjuntos de Investigación en materia de inmigración irregular. Igualmente, ha trasladado a Mohamed Hassad la posibilidad de que España pueda contribuir a la formación de patrullas reforzadas para la vigilancia de perímetros fronterizos.

El ministro español, que ha ofrecido a Marruecos la experiencia de España en materia de regularización de inmigrantes irregulares, también ha puesto el acento en la oportunidad de reforzar el proyecto de la Organización Internacional de Migraciones (OIM) para el retorno voluntario de inmigrantes irregulares desde el territorio marroquí. Este refuerzo podría consistir no sólo en dar continuidad a lo realizado por parte española, sino favorecer la participación de la Unión Europa, incorporando las aportaciones de otros países europeos, además de los instrumentos de financiación de la Unión Europea.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.