Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España prolongará el espigón de El Tarajal, en Ceuta, para reforzar la seguridad de esta frontera frente a la “creciente presión” migratoria

(defensa.com) Tras la muerte de quince inmigrantes que trataban de cruzar por mar, en un asalto masivo, la frontera entre España y Marruecos y la controversia generada en torno a la actuación de la Guardia Civil en el suceso, cuerpo de seguridad que debe responder en los enclaves españoles en suelo africano a una fortísima presión migratoria, el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, anunciaba en el Congreso de los Diputados que, además de las últimas obras realizadas en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla, se contempla la prolongación en 2014 del espigón de El Tarajal en Ceuta y, a medio plazo, una remodelación general y ampliación del puesto fronterizo de El Tarajal.

El espigón que delimita el final del perímetro fronterizo por su vertiente sur (El Tarajal) cuenta con una sola valla de seis metros de altura y se adentra en el mar entre cuatro o cinco metros (dependiendo de las mareas). El efecto de la sedimentación de áridos ha ocasionado que el espigón, que en su origen finalizaba en el mar en aguas suficientemente profundas, termine hoy en una profundidad que varía, en función de las mareas, entre los 1,5 y los 2 metros; y que se adentre en el mar tan sólo tres metros, cuando en su origen se adentraba unos treinta metros. Ello permite que ocasiones sea practicable a pie sin necesidad de nadar.

El ministro del Interior ha incidido en el hecho de que en el mar, esta frontera geográfica, que es también la de la Unión Europea, está trazada en la línea invisible que marca sobre el agua la perpendicular del espigón.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.