Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España prepara un Plan Nacional de Biocustodia para evitar el uso virus como armas biológicas

El Ministerio de Asuntos Exteriores trabaja en la elaboración del llamado Plan Nacional de Biocustodia para poder controlar y regular el uso de virus y otros agentes que pudieran ser susceptibles de ser empleados como armas biológicas. De esta forma, además se prevé evitar que pueda surgir ningún tipo de brote. Así lo explicó recientemente el jefe del gabinete del presidente del Gobierno, Jorge Moragas, durante la presentación en el Congreso del Informe Anual de Seguridad Nacional, afirmando que el borrador de dicho plan será aprobado “en breve”.

Según consta en el citado informe, al referirse al empleo de este tipo de virus como armas biológicas, “los brotes de virus zoonóticos de la gripe aviar, los virus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y del síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Próximo (MERS), junto con la epidemia del virus del ébola en África occidental, y el reciente brote del virus zika, han incrementado considerablemente la preocupación sobre la potencial utilización de agentes biológicos como ADM. En este sentido, la eventual aprobación del Plan Nacional de Biocustodia permitirá una prevención eficaz frente a brotes inusuales de agentes biológicos, tanto naturales como accidentales o intencionados”.

Está previsto que el Ministerio de Asuntos Exteriores presente el Plan Nacional de Biocustodia en el Consejo de Seguridad Nacional, que será el que de el visto bueno previo a su necesario desarrollo y cumpliendo así uno de los mandatos incluidos en la Estrategia de Seguridad Nacional. Según la Estrategia, en el ámbito de Seguridad Nacional relativo a la No Proliferación de Armas de Destrucción Masiva, se considera la puesta en marcha de este plan una línea de actuación estratégica igual que los planes de prevención de la proliferación y mitigación de riesgos nucleares, químicos o biológicos.

El Informe de Seguridad Nacional alerta de que está aumentando considerablemente la demanda de materiales estratégicos sensibles de todo tipo hasta el punto de que la globalización y el comercio internacional están facilitando la adquisición de componentes y materiales estratégicos. Además el desarrollo de la tecnología y la difusión del conocimiento hacen más fácil la fabricación de armas estratégicas. 

Según consta en el informe “España se ha involucrado en el desarrollo de la Agenda Global de Seguridad Sanitaria (GHSA) y en el Subgrupo de Biocustodia del Partenariado Global del G7, iniciativas surgidas a raíz de la preocupación sobre la potencial utilización de agentes biológicos como ADM (Armas de Destrucción Masiva). La participación española en la GHSA, así como en el Subgrupo de Biocustodia del Partenariado Global del G7 se ha centrado en la cooperación con países Iberoamericanos. En julio de 2016 tuvo lugar en Santiago de Chile un taller conducido por España donde los participantes, representantes de varias organizaciones nacionales, desarrollaron para Chile planes nacionales de biocustodia y de custodia de agentes químicos, así como un proyecto para una comisión nacional de bioseguridad”. (José Mª Navarro García)

Fotografía:

·Informe anual de Seguridad Nacional (Presidencia)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.