Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Soluciones españolas al riesgo de vuelco de los vehículos militares

Un estabilometro de nueva generación de la empresa española Desarrollo Tecnológico Agroindustrial EBT, instalado en los vehículos protegidos RG-31 del Ejército de Tierra español, está siendo actualmente montado en los camiones grúas blindadas Maxxpro Recovery, y los 4x4 Iveco M170.33 WM.

Cuando los primeros GDELS-SBS (General Dynamics European Land Systems-Santa Bárbara Sistemas) RG-31 Nyala que adquirió el Ejército se empezaron a desplegar en Afganistán en 2009, se comprobó las excelentes capacidades de protección del vehículo, pero también el potencial riesgo de vuelco. El problema es que su centro de gravedad se encuentra muy alto en comparación con otros vehículos militares, debido al efecto sobre el diseño de los requerimientos de protección ante las minas MRAP (Mine-Resistant Ambush Protected) y IED (Improvised Explosive Device). Así, a partir de 2012 el ET puso en marcha un proyecto para disponer de un sistema de alerta, que ayudase a sus conductores a cuantificar y conocer el riesgo de vuelco de las maniobras que ejecutaran en cada momento.

La búsqueda de la solución se encargó a la empresa española Desarrollo Tecnológico Agroindustrial EBT (Empresa de Base Tecnológica), S.L. (DTA EBT), ubicada en el Parque Científico Tecnológico Rabanales 21 (Córdoba), teniéndose en cuenta que ya tenía experiencia en el desarrollo de sistemas de aviso de riesgo de vuelco en vehículos agrícolas.

Tras analizar el problema del RG-31, la empresa DTA EBT, junto al grupo de investigación AGR 126 del departamento de Ingeniería Rural de la Universidad de Córdoba, llevó a cabo la adaptación de una tecnología inventada por estas dos entidades, que previamente se había desarrollado para maquinaria agroindustrial. Así surgió el dispositivo denominado Inclisafe RGIS1, que analiza la estabilidad de un vehículo en movimiento y predice cuándo existe riego de vuelco, avisando al conductor con antelación para que pueda corregir la estabilidad del vehículo.

Hasta la llegada del nuevo sistema, sólo se contaba con inclinómetros, que miden inclinación pero no tienen en cuenta los aspectos dinámicos que realmente son los causantes de los vuelcos, como son la velocidad, aceleración lateral, aceleración frontal, velocidad angular, inclinación lateral, inclinación frontal y velocidad de giro.

Tras instalarse el Inclisafe en un total de 113 RG-31 Nyala, y comprobarse la plena eficacia del sistema, la PYME (Pequeña y Mediana Empresa) DTA recibió encargos adiccionales por parte del ET. Así, actualmente se está montando el sistema en los recientemente adquiridos camiones grúas Navistar Maxxpro MRAP Recovey Vehicle (MRV), y también se instala de serie en los nuevos camiones todoterreno 4x4 Iveco M170.33 WM, que se están entregando al Ministerio de Defensa con motivo del contrato marco que se adjudicó a Iveco España y que prevé adquirir hasta 734 unidades.

La tecnología implantada desde 2013 en los RG31 no ha pasado desapercibida por los expertos en vehículos militares de Alemania y Francia. Por lo que DTA ha tenido contactos con empresas de sendos países, estando actualmente en contacto con las galas Renault Trucks-Defense y Nexter-Group, las cuales están analizando la tecnología, para una posible incorporación a sus vehículos.

Igualmente DTA tiene un acuerdo con la empresa Start Defence Logistics & Engineering (SDLE) para la distribución y comercialización del Inclisafe RGIS1 en varios países. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías: 

·Pruebas de inclinación en un circuito. Foto DTA

·Detalle del sistema Inclisafe RDIS1 Foto DTA

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.