Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Sindicatos y patronal hacen frente común para instar al futuro inquilino de la Moncloa a impulsar la industria de defensa

(defensa.com) MCA-UGT, CCOO de Industria y TEDAE han hecho frente común. El futuro inquilino de La Moncloa tendrá que promover, según patronal y sindicatos, una política de Estado sobre las inversiones, fruto de un acuerdo político estable que trascienda de una legislatura. Sindicatos y empresas de defensa y seguridad se han propuesto defender el sector y exigir al Gobierno que saldrá de las urnas el 20 de diciembre que apueste con firmeza por una pieza clave del entramado industrial de este país. Las tres organizaciones saben que para cimentar la recuperación económica conviene aplicar y desarrollar el decálogo que esta mañana han  hecho público y que presentarán a los partidos políticos que concurrirán a los comicios. Que este sector recupere el peso perdido depende de que el nuevo inquilino de La Moncloa entienda que es prioritario que la industria juegue el papel que le corresponde.

Disuelto el Parlamento y convocadas las elecciones generales de forma oficial, se ha dado el pistoletazo de salida a la presentación de propuestas a las formaciones políticas que concurrirán a los comicios del 20 de diciembre. CCOO de Industria, MCA-UGT y la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) han dado a conocer esta mañana el documento “Propuestas para el impulso de la industria de defensa y seguridad en España”, que recoge su batería de iniciativas para relanzar el sector. En el acto de presentación, en el que también estuvieron presentes las secretarias generales de Industria y de la Pyme, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, los sindicatos y la patronal recordaron que por cada mil euros que se gastan en el sector de defensa y seguridad se generan 1.300 euros de PIB y que se retornan otros 400 vía impuestos. Insistieron también en la alta cualificación del empleo del sector y en que por cada cien puestos de trabajo que se crean de manera directa se generan otros 72 adicionales.

Sindicatos y patronal entienden que, más allá de la coyuntura política, urge desarrollar un plan industrial para este sector que permita integrarlo en el conjunto de la economía nacional, aprovechar las sinergias con otros sectores y evitar que la defensa española pierda capacidad de suministro de capacidades críticas y tejido empresarial de alto valor añadido.  Este es el grueso de las propuestas de MCA-UGT, CCOO de Industria y TEDAE para consolidar la recuperación y generar la riqueza que este país necesita:

1.         España necesita desarrollar una política de Estado sobre las inversiones en defensa, fruto de un acuerdo político estable que trascienda de una legislatura y se concrete en una nueva herramienta de financiación de los grandes programas que consolide los compromisos interministeriales.

2.         Se precisa una alianza entre la Administración y el sector industrial de la defensa que, con vocación de continuidad, aborde y de respuesta a los retos de la nueva Política Común de Seguridad y Defensa de la UE.

3.         El sector público debe fomentar la reordenación del sector para consolidar una base industrial donde la ingeniería y la inversión innovadora debe integrarse en el largo plazo y regirse por criterios estratégicos.

4.         Las empresas tendrán que esforzarse en buscar la demanda en los países emergentes que, por razones geoestratégicas, están incrementando sus capacidades en este ámbito. Para lo que se precisa un Plan Estratégico de Internacionalización de la Industria de Defensa.

5.         La industria debe diversificar sus actuaciones hacia el sector civil y hacia la seguridad, mientras se produce el cambio de ciclo económico que reactiva la demanda de equipos y defensa.

6.         Es imprescindible una política nacional específica para la I+D+i de defensa, coordinada con las políticas nacionales y europeas y, preferentemente, orientada a la investigación aplicada y a los desarrollos.

7.         Es necesario identificar las áreas tecnológicas donde existen oportunidades para la innovación, como el sector aeroespacial, el de la electrónica o el de los sistemas de información y comunicaciones. Sin olvidar la estrecha relación entre las tecnologías civiles y militares.

8.         Se requiere acometer una estrategia de reordenación y concentración empresarial del sector, similar a la seguida en Francia, Italia o Reino Unido. Además, el tejido de alianzas y cooperación facilitaría una consolidación entre empresas del mismo o diferente tamaño.

9.         La pyme, por su aportación económica y tecnológica, debe participar en la I+D+i de defensa y seguridad, a través de facilitar la transferencia de tecnología desde los OPIs (Organismos Públicos de Investigación) y la universidad.

10.       Se precisa consolidar las compañías, estabilizar el nivel de empleo y reforzar la formación mediante un sistema bien articulado, que acerque la distancia entre las necesidades reales de la industria y la formación de los profesionales.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.